España, los ODS y la brecha de género en Sanidad

27040
Foro de Mujeres de la Sanidad
Foro de Mujeres de la Sanidad celebrado en 2019.

Los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y la Agenda 2030 son la ruta universal a través de un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad. La Asamblea general de la ONU fijó 17 objetivos con 169 metas en las esferas económica, social y ambiental. Hablamos de un plan a 15 años de todos los países, donde España mantiene un fuerte compromiso.

Pero la sociedad debe también ejercer su papel en la consecución de estos objetivos. Las empresas, los organismos públicos, las entidades profesionales y el tercer sector deben hacer suyos estos objetivos. Por esa razón, es preciso analizar qué podemos hacer desde cada sector por asegurarse de que nuestro esfuerzo va en la línea marcada por la ONU y por todos los países.

ODS: Igualdad y salud

El objetivo 5 (Igualdad de género) y el objetivo 3 (salud y bienestar) aterrizan de lleno en la brecha de género que existe con la presencia de la mujer en Sanidad. En España la sanidad está feminizada. No sólo por la abrumadora presencia en enfermería y farmacia, sino porque existe una mayoría de médicas ejerciendo en nuestro país.

Los análisis sitúan la proporción de mujeres médicas en una horquilla de un 70-75%. Esta presencia como médicas no se corresponde con la proporción en los puestos de responsabilidad de la sanidad. Apenas se llega a un tercio de mujeres en puestos de jefatura de servicio o clínicas, por poner un ejemplo.El Foro de Mujeres de la Sanidad de 2019 ya identificó esta y otras brechas.

Por ello, la oportunidad de acometer cambios que faciliten una mayor presencia de la mujer en dichos puestos podría ser un indicador a compartir en los informes semestrales de los ODS. El camino es largo, y la agenda 2030 plantea por delante 9 años más, pero es preciso avanzar sin más demora.

Sociedades Científicas: un objetivo más

Las Sociedades Científicas y profesionales tienen la oportunidad de abordar en sus congresos y en sus planes la situación del talento femenino en su especialidad. ¿Cuántas mujeres médicas ocupan puestos de responsabilidad y de qué nivel? ¿Qué iniciativas pueden fomentarse para disminuir la brecha y que el talento florezca? Cada vez más, los aspectos profesionales de una especialidad médica deben incluir las oportunidades de desarrollo y la carrera profesional, pero también las oportunidades de impulsar el talento femenino. En el debate se puede arrojar luz sobre el “cómo” llevar a cabo esta tarea.

Una sanidad con todos y todas

La actitud frente a este reto debe ser la que siempre ha caracterizado a los sanitarios: el reconocimiento profesional de los mejores. Las razones de la brecha de género en sanidad son múltiples y complejas. Éstas se han debatido e identificado por la iniciativa Mujeres de la Sanidad a través de distintos encuentros, testimonios, entrevistas y planes analizados.

También se han destacado y premiado mejores prácticas que se realizan en materia de igualdad e impulso del talento en compañías e instituciones. Es hora de compartir esta información con las personas que toman decisiones y que se avance. Pero también es hora de incluir objetivos más ambiciosos y universales.

La ONU ha puesto en marcha la Agenda 2030, entre otras cosas por tener un mundo más justo. Pero no aprovechar el potencial humano, el talento femenino de una mayoría de mujeres en nuestro país, es algo que no puede permitirse obviar ningún sector. Cuando se trata del primer empleador del país, la sanidad pública, se debería convertir en una prioridad.