Se desestima demanda de dos millones de euros por clara ausencia de relación causal y mala praxis

594
Justicia

SABER MÁS DE RESPONSABILIDAD CIVIL

Los hechos se remontan a una demanda interpuesta contra un médico internista y centro médico en aras de que se indemnice en más de dos millones de euros a los familiares perjudicados por el fallecimiento prematuro del paciente atendido por estos.

El paciente es atendido en una provincia diferente a la de su residencia en la que se encuentra por motivos de trabajo, diagnosticándose bronquitis aguda, descartando desde el primer momento el infarto agudo de miocardio y pautándosele por ende antibiótico y corticoides.

No obstante, dos días más tarde, el paciente amanece mareado y fatigado, siendo nuevamente atendido, diagnosticándose insuficiencia respiratoria e indicando realización de seguimiento a su regreso en el lugar de residencia por especialista en cardiología. Horas después de darle el alta en el centro médico, el paciente fallece por shock cardiogénico en el marco de tromboembolismo pulmonar.

De este modo, la parte demandante reclama al doctor que atendió al paciente y al Hospital a ser indemnizada por más de dos millones de euros por el deficiente cumplimiento de sus obligaciones y mala praxis, entendiendo que al paciente no se le practicaron todas las pruebas necesarias, las cuales hubieran podido evitar el error diagnóstico, habiendo podido detectar que el paciente estaba desarrollando un tromboembolismo pulmonar y existiendo una clara relación causal entre el dramático resultado y la atención del facultativo.

El doctor y hospital demandados, en su contestación a la demanda, se oponen a las pretensiones deducidas por el paciente alegando que no existe relación causal en cuanto a que el paciente, desde su primer día de ingreso, refería encontrarse mejor y su deseo de recibir el alta cuanto antes, asegurando que se realizaría en su provincia de referencia las pruebas diagnósticas complementarias que ya se le habían pautado en el centro demandado y con expresa imposición por el facultativo de acudir a su cardiólogo de referencia cuanto antes.

En este sentido, se funda la contestación de esta demanda en la negación de que no se quisieran realizar dichas pruebas complementarias dada la insistencia del paciente de abandonar el centro, así como la inexistencia de relación de causalidad entre la asistencia prestada y el fallecimiento del paciente, puesto que, a fecha del ingreso del paciente, este no presentaba agravación del proceso de bronquitis y ninguna de las pruebas practicadas evidenció patología pulmonar.

Asimismo, no existe un grado de certeza suficiente para entender que una actuación distinta por parte del facultativo o del centro hubiesen evitado el fallecimiento del paciente, siendo el tromboembolismo pulmonar masivo una patología de elevada mortalidad.

Su Señoría en la Sentencia analiza pormenorizadamente los informes periciales presentados por ambas partes, los cuales se contradicen en cuanto a que la parte demandante considera que no se llevaron a cabo todas las pruebas diagnósticas necesarias para conocer el estado clínico del paciente, así como el perito de la parte demandada defiende que el proceso de tromboembolismo del paciente debutó de manera brusca e inmediata.

Una vez repasa estas consideraciones generales y estudiado el informe forense, Su Señoría procede a concluir que no nos hallamos en un supuesto de mala praxis, puesto que no hay constancia suficiente que hubiera podido hacer pensar al facultativo que el paciente estuviera padeciendo un tromboembolismo pulmonar a fecha de su ingreso, siendo esta patología de aparición imprevisible e inevitable, no pudiendo responsabilizarse al facultativo de ello.

Por todo ello, defendido y amparado en la Jurisprudencia que avala la ausencia de mala praxis y nexo causal, Su Señoría desestima la demanda interpuesta por los familiares del paciente, absolviendo íntegramente al centro y facultativo demandados de los pedimentos formulados en su contra.

Más información: DS Legal


También te puede interesar…