Una batuta para la Medicina Personalizada de Precisión

481

Por Consuelo Martín de Dios, directora gerente de la Fundación Instituto Roche

El anuncio por parte del Gobierno de la puesta en marcha de la Estrategia Española de Medicina Personalizada de Precisión nos llena de satisfacción y nos congratula, porque es algo por lo que en la Fundación Instituto Roche hemos estado trabajando en los últimos años. Disponer de una estrategia común a nivel nacional, al igual que la existente en algunos de los países de nuestro entorno, es clave para la implantación de este tipo de Medicina en nuestro Sistema Nacional de Salud.

La Medicina Personalizada de Precisión busca la adaptación del tratamiento médico a las características individuales de cada paciente. Es decir, es la persona la que se sitúa de una manera efectiva en el centro de la asistencia sanitaria. En el documento ‘Propuesta de Recomendaciones para una Estrategia Estatal de Medicina Personalizada de Precisión’ que lanzamos hace ya dos años, abogábamos por el desarrollo de una estrategia nacional como la que comienza ahora a andar, por lo que no podemos dejar de felicitarnos por el hecho de su puesta en marcha.

La nueva estrategia estatal necesitará que el Ministerio de Ciencia se coordine con el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas

Los 25,8 millones de euros en transferencias de crédito aprobados recientemente por el Ejecutivo para poner en marcha esta Estrategia –y a los que se suma un compromiso de gasto de 77 millones de euros en dos años– suponen un comienzo muy prometedor. Aunque este dinero debe verse acompañado de otras acciones y, sobre todo, de liderazgo y coordinación, si se quiere que los recursos movilizados sirvan para que nuestro ecosistema investigador y nuestro sistema sanitario se sitúen a la vanguardia de la Medicina del futuro.

El Ministerio de Ciencia e Innovación, encargado de manejar los fondos de este plan, deberá dotar de coherencia a una estrategia que incluye aspectos como la aplicación del big data a la salud pública o la traslación de la medicina genómica y las terapias avanzadas a la práctica clínica. La puesta en marcha de planes y acciones de esta complejidad requiere una estrategia integral y será necesario que el citado Ministerio de Ciencia e Innovación se coordine con el de Sanidad y con las autoridades sanitarias de las diferentes comunidades autónomas, algunas de las cuales han anunciado ya sus propios planes en este ámbito.

La puesta en marcha de esta Estrategia Española de Medicina Personalizada de Precisión forma parte del Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación que anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado 14 de julio de 2020, en el marco de toda una batería de medidas para hacer frente a la crisis sanitaria, económica y social causada por la pandemia de la COVID-19.

Desde nuestra Fundación, tras 15 años de trabajo intenso en este campo, creemos que es un acierto haber identificado el potencial estratégico de la Medicina Personalizada de Precisión para hacer frente a los desafíos de nuestro sistema sanitario y productivo de cara a un futuro lleno de retos. Y creemos que el Gobierno acertará también si consigue poner a trabajar de forma coordinada a todos los actores implicados.