Premios BiC 2020

El anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado 2021 presentado en conjunto por los líderes del Gobierno de coalición, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ha conseguido ver la luz. Excepcionales por el contexto de pandemia y caracterizados por una movilización de recursos públicos histórica, tendrán el mantenimiento del estado de bienestar como uno de sus objetivo principales. En este sentido, el presidente del Ejecutivo ha apuntado al robustecimiento del Sistema Nacional de Salud (SNS) como uno de sus fines fundamentales para preservarlo.

Tal y como se ha señalado, el montante total de estos PGE asciende a 239.765 millones de euros, un 10,3 por ciento más que los anteriores. En este cómputo se incluye el adelanto de 27.000 millones provenientes de los fondos de recuperación europeos, acordados el pasado julio.

El refuerzo de los servicios públicos se convertirá en una de las grandes líneas del texto, tal y como han avanzado los intervinientes. Ello se traducirá en un refuerzo histórico de la Sanidad, cuyo volumen presupuestario crecerá en 3.064 millones de euros; es decir, un 151,4 por ciento más. “Uno de los grandes desafíos y lecciones que tenemos que sacar de esta emergencia sanitaria es el robustecimiento de la sanidad pública y la salud pública”, ha indicado Sánchez.

El anteproyecto contempla destinar 2.440 millones del Fondo REACT-EU al refuerzo de la Atención Primaria y a la compra de vacunas

Además, el líder del Ejecutivo nacional ha detallado que dentro de la partida total se contemplan en torno a 2.440 millones procedentes del Fondo REACT-EU. A este respecto ha acotado que esta dotación se destinará a la compra de vacunas y al refuerzo de la Atención Primaria, “primera línea de batalla ahora mismo frente a la COVID-19”, ha reseñado.

En lo concerniente a los profesionales sanitarios, se ha apuntado a un aumento de los salarios de empleados públicos conforme al IPC. Esto es, del 0,9 por ciento.

Ciencia e I+D+i, pilares de futuro

Rediseñar los pilares sobre los que construir el país tras la COVID-19 es uno de los grandes desafíos de estos presupuestos. Para ello, la intención del Gobierno es modernizar el modelo productivo, garantizando “un crecimiento económico sobre bases más sólidas en un mundo post-pandemia”. En este sentido, el presidente ha subrayado una mayor inversión en ciencia y en formación. De igual forma, ha señalado la apuesta decidida por la innovación y la transformación digital del Gobierno.

A este respecto, Sánchez ha destacado la I+D+i civil como fundamental para dar ese salto de productividad que nos permita crecer y crear empleo de calidad. Así, el también secretario general del PSOE ha precisado un aumento de la partida en esta línea del 80,1 por ciento. Una inyección económica extraordinaria, que incrementa la dotación anterior en 5.106 millones, que afectará tanto al ámbito público como privado.

Junto a ello, el presidente del Gobierno ha querido especificar el aumento presupuestario correspondiente a la cartera que ostenta Pedro Duque. Así las cosas, el Ministerio de Ciencia e Innovación contará con una dotación casi un 60 por ciento superior; concretamente, con 3.232 millones más.

Por otro lado, y sin entrar más en detalle, se ha indicado que las partidas destinadas a “la industria y a la energía” se van a incrementar en casi 5.700 millones de euros.

Transición Ecológica, una transformación inaplazable

Uno de grandes cambios que ambiciona el anteproyecto de estos PGE 2021 atañe a la Transición Ecológica, “para la cual no hay vacuna”, según ha subrayado Sánchez. “Nuestro país, dicen los científicos, va a ser uno de los más dañados más vulnerables a los efectos del cambio climático. Por ello tenemos que abordar esta transición con la máxima contundencia”, ha explicado.

De esta manera, el socialista ha querido pormenorizar los recursos con lo que contará el ministerio liderado por Teresa Ribera para acometer políticas verdes en España. Un total de 11.935 millones, ha especificado Sánchez, “para cumplir con los objetivo de descarbonización al tiempo que fijamos nuestra forma de consumo, así como nuestro tejido empresarial”.

Todo ello en línea con los objetivo marcado por la Agenda 2030 en el fundamental reto del cambio climático y mitigación de los efectos de los gases de efecto invernadero.

Atención a la dependencia y mayores

El Estado también ha previsto un refuerzo a la atención a la dependencia. “Vamos a incrementar en un 46 por ciento la aportación al sistema”, ha indicado Iglesias. De esta manera, más de 600 millones de los presupuestos “servirán para reducir las listas de espera y mejorar las prestaciones por dependencia, revirtiendo recortes los de 2012”, ha señalado el líder de Unidas Podemos.

De otra parte, también se ha reseñado que se emplearán más de 700 millones de euros de los fondos europeos a llevar a cabo inversiones destinadas a mejorar la atención de las personas mayores. La intención es, según el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, “transitar hacia un modelo como el de los países nórdicos, que apueste por la atención domiciliaria“.


También te puede interesar…