Premios BiC 2020

Cada vez son más los países que se suman a la implantación de aplicaciones de rastreo de contactos y alerta por coronavirus. Por eso, la Comisión Europea ha creado, con el fin de unir y conectar todas estas apps de rastreo de COVID-19, un sistema a escala de la UE para garantizar la interoperabilidad, esto es, lo que se denomina como “pasarela”. El objetivo prioritario es “romper la cadena de infecciones por coronavirus a través de las fronteras y salvar vidas”.

Tras una fase piloto satisfactoria, el sistema ya entró en funcionamiento el pasado 19 de octubre con la primera serie de aplicaciones nacionales ahora conectadas a través de este servicio: Corona-Warn-App (Alemania), COVID tracker (Irlanda) e Inmuni (Italia). En conjunto, estas aplicaciones han sido descargadas por casi 30 millones de personas, lo que corresponde a dos tercios de todas las descargas de aplicaciones en la UE. El segundo grupo de aplicaciones se conectará esta semana: eRouška (Chequia), Smitte stop (Dinamarca), Apturi COVID (Letonia) y Radar Covid (España). Otras aplicaciones lo harán en noviembre.

La comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, considera que estas aplicaciones de rastreo y alerta del coronavirus pueden complementar de forma eficaz otras medidas. Y ha puesto como ejemplo el aumento de las pruebas de diagnóstico y el rastreo manual de contactos. “En un momento en que los casos vuelven a aumentar, pueden desempeñar un papel importante a la hora de romper las cadenas de transmisión. Al funcionar a través de las fronteras, estas aplicaciones son herramientas aún más potentes“, ha señalado. Por ello, ha pedido que los ciudadanos usen estas aplicaciones para “contribuir a la protección mutua”.

¿Cómo funciona la pasarela?

En total, son 20 apps de rastreo COVID-19 basadas en sistemas descentralizados que pueden funcionar de manera interoperable a través del servicio de pasarela. Pueden conectarse a la pasarela tras un protocolo que prevé varias pruebas y comprobaciones, y se debe realizar una actualización para cada aplicación.

La pasarela garantiza que las aplicaciones funcionen sin solución de continuidad a través de las fronteras. Así, los usuarios solo tendrán que instalar una aplicación y, cuando viajen a otro país europeo participante, seguirán beneficiándose del rastreo de contactos y la recepción de alertas, ya sea en su país de origen o en el extranjero.

El servidor de pasarelas reduce al mínimo la cantidad de datos intercambiados. Recibirá y transmitirá eficazmente identificadores arbitrarios entre aplicaciones nacionales. La pasarela no tratará más información que las claves arbitrarias generadas por las aplicaciones nacionales. La información intercambiada se seudonimiza, encripta y reduce al mínimo y solo se almacena el tiempo necesario para rastrear las infecciones. No permite identificar a personas concretas ni rastrear la ubicación o el movimiento de los dispositivos.

La estructuración de la pasarela es el resultado del acuerdo de los Estados miembros sobre las especificaciones técnicas para garantizar un intercambio seguro de información entre los servidores de base de las aplicaciones nacionales de rastreo de contactos y alerta basadas en una arquitectura descentralizada. La pasarela ha sido desarrollada y creada en menos de dos meses por T-Systems y SAP, y se gestionará desde el centro de datos de la Comisión en Luxemburgo.


También te puede interesar: