Premios BiC
GM | martes, 21 de enero de 2020 h |

El Gobierno ha dado el “pistoletazo de salida” al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el año 2020 con la publicación de la orden ministerial que dicta las normas para su elaboración. Así lo ha asegurado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, durante el primer Consejo de Ministros ordinario de la legislatura, que marca el inicio de los trabajos para que “cada departamento empiece a trabajar y a trasladar cuáles son las prioridades presupuestarias que tiene definidas para el año 2020”.

Montero ha destacado que la publicación de la orden ministerial es un “paso importante y urgente” porque España, ha dicho, “lleva ya demasiado tiempo con presupuestos prorrogados”. El objetivo del gabinete es presentar “a la mayor brevedad posible” un proyecto que estará elaborado conforme a las prioridades del acuerdo programático del gobierno de progreso.

Impacto de género en todos los programas

La propia orden ministerial, según la ministra portavoz, obedece a las cinco grandes transformaciones marcadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Así, detalla que en la elaboración de los PGE se priorizarán los criterios de asignación de los recursos que “intensifican las líneas de actuaciones recogidas en el Acuerdo programático del Gobierno progresista de coalición y en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible”.

El primer punto a destacar, según la orden, apuesta por “alcanzar un sistema de justicia social que luche contra la desigualdad a través de mecanismos de redistribución de la riqueza, que garantice el acceso a una vivienda digna, potenciando la función social de la misma, que refuerce la sanidad pública y el sistema de atención a la dependencia mejorando los servicios sociales y sanitarios y que fortalezca la cohesión territorial mediante la inversión pública, combatiendo así el reto demográfico y luchando contra la despoblación existente en determinados territorios”.

Junto a ella, se apuesta por “contribuir a la consecución de un modelo de crecimiento económico competitivo, sostenible e inclusivo, sustentado en la revolución tecnológica y digital y en la transición ecológica justa, a través del impulso de la inversión en I+D+i como motor de innovación económica, de la modernización del sistema productivo, de la transformación del tejido empresarial, de la industria y la cultura, del fortalecimiento a pequeñas y medianas empresas y autónomos, del impulso a la reindustrialización y el sector primario, de la digitalización del sector público, así como de la rehabilitación energética, de la protección de nuestra biodiversidad y de la lucha contra la contaminación y el cambio climático”.

Además de todo ello, la perspectiva de género se incorporará en todos los programas presupuestarios.

Según los plazos marcados, antes del 20 de febrero los ministerios deberán tener listos los informes sobre el impacto de genérico de sus programas de gasto y sobre la contribución de estos programas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Siete días después finalizará el plazo para que remitir sus propuestas de normas de contenido presupuestario —con las correspondientes memorias explicativas—.

103.000 millones para las CC.AA.

Priorizando la gestión de los servicios públicos que prestan las comunidades autónomas, el Consejo de Ministros ha aprobado también el reparto, en concepto de entregas a cuentea, de 103.000 millones de euros. Esta cantidad variará, previsiblemente, cuando se diseñen los Presupuestos Generales del Estado para 2020.