Premios BiC

El presidente del Sindicato de Enfermería, Satse, Manuel Cascos, ha intervenido en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados para trasladar la necesidad de fijar un ratio enfermera/paciente.

Según el sindicato, el proyecto de Ley de Seguridad del Paciente, que tiene en cuenta esta variable, convertiría a España en el primer país Europeo en regular este supuesto. Además, sería uno de los primeros del mundo que garantice “la seguridad en la atención sanitaria y cuidados” a través de una asignación máxima de pacientes por cada enfermera y enfermero.

Presidente de Satse durante la intervención en el Congreso

Tras su debate, la propuesta ha recibido el apoyo de la mayoría de los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados, lo que indica luz verde para comenzar la tramitación como proyecto de Ley.

Esta iniciativa fue impulsada por Satse, el pasado año, que recaudó más de 660.000 firmas de ciudadanos y profesionales. Esta situación provocó la entrada de la propuesta en el Congreso de los Diputados como Iniciativa Legislativa Popular (ILP).

Mejorar la estructura asistencial

Cascos destacó durante su intervención que esta norma persigue garantizar la seguridad del paciente “con independencia del lugar de residencia, centro sanitario o sociosanitario”.

El déficit existente de enfermeras y enfermeros en España es el ‘Talón de Aquiles’ de nuestro sistema sanitario

Presidente del Sindicato de Enfermería, Satse, Manuel Cascos

El presidente de Satse hizo hincapié en “la falta estructural e histórica de enfermeras y enfermeros”, unas circunstancias que suponen una media de 15 a 20 pacientes por enfermera en los hospitales, cuando la ratio segura oscila entre 6 y 8 pacientes por profesional. Esta situación se repite en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), donde la ratio segura de un máximo de dos pacientes por enfermera “no se respeta”, indica el sindicato.

Estos datos se recogen en el estudio “Análisis de la situación de las enfermeras y enfermeros, matronas y fisioterapeutas en los centros sociosanitarios del país”.

“Somos el sexto país del mundo con menos enfermeras y enfermeros en relación a su población” ha insistido Cascos, quien destaca que España dispone de cinco profesionales para atender y cuidar a 1.000 personas, mientras que en Europa la cifra alcanza casi nueve. “Hay países con más de 15 y 16 enfermeras y enfermeros por ciudadano”, ha subrayado.

Asignación de pacientes

En los centros de salud, pueden asignarse entre 1.600 y 1.800 pacientes por enfermera. El sindicato de enfermería indica que esta cifra “no debería superar los 1.000 pacientes según criterios del Ministerio de Sanidad”. Por el contrario, en los centros sociosanitarios, una enfermera puede llegar a prestar atención sanitaria y cuidados “hasta 100, 150 o 200 residentes”, lamentan.

“Esta realidad conlleva un aumento de complicaciones en el proceso de atención y cuidado, afectando a la morbilidad y mortalidad de los pacientes”, ha destacado el presidente de Satse.

En este sentido, Cascos hizo referencia a la revisión sistemática realizada de más de 100 estudios científicos que concluyen que la falta de enfermeros y enfermeras incrementa el riesgo de muerte hasta un 13 por ciento. Asimismo, los resultados indican que conllevan a un aumento sustancia de infecciones de los pacientes y de la probabilidad de reingreso hospitalario, entre otros factores.

Profesional para vacunar en Madrid

Esta falta estructural de enfermeras afectaría también a la campaña de vacunación contra la gripe estacional en la Comunidad de Madrid, según Satse. El sindicato señala que “va a ser díficil o imposible de realizar” debido a la falta de profesionales en los centros de salud.

Esto se debe a que Madrid es la comunidad autónoma con menos enfermeras por habitante en los centros de salud. En el conjunto de toda la región madrileña se necesitarían 12.000 enfermeras más para igualarse al resto de comunidades.

Según el sindicato, la situación epidemiológica en Madrid ciudad obligará a los profesionales a priorizar decisiones como: “o se vacuna a los madrileños o se hacen PCRs o se llevan a cabo los cuidados necesarios en pacientes crónicos”, señalan en un comunicado.

Asimismo, Satse muestra preocupación ante el número de centros de salud cerrados, los horarios reducidos o el desarrollo habitual de la atención sanitaria.


También te puede interesar: