Premios BiC

La suspensión de los visados en buena parte de las comunidades autónomas en un contexto de pandemia como el actual ha puesto en primer plano las peticiones históricas de los pacientes con EPOC o anticoagulados.

No en vano, la triple terapia de EPOC o los ACOD son algunos de los medicamentos que han de superar este trámite administrativo en circunstancias habituales.

A sus demandas se suman también las de la Federación Española de Diabetes, que ha presentado recientemente un manifiesto respaldado por siete sociedades científicas en el que reclama la revisión urgente de los visados de fármacos indicados para esta enfermedad.

Eliminación temporal

Tal y como subrayan, la eliminación temporal de los visados en muchas comunidades autónomas ha servido para poner de manifiesto que su eliminación no implica ningún riesgo para los pacientes.

La petición está respaldada por las tres sociedades científicas de atención primaria (Semfyc, Semergen y Semg) y cuenta también con apoyo de la Sociedad Española de Diabetes, la Sociedad Española de Cardiología, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición y la Sociedad Española de Medicina Interna.

Los pacientes insisten en que este marco normativo, vigente desde 2007 supone una limitación en el acceso a los medicamentos en patologías como la diabetes. Subrayan que a día de hoy, la medida “carece de fundamento y responde, en algunas ocasiones, a un control del gasto”

Revisión de los criterios

Por todo ello, solicitan a las autoridades competentes la revisión de los criterios que rigen el establecimiento de los visados para fármacos antidiabéticos, para que en el futuro se ajusten a la evidencia científica y a las recomendaciones de guías clínicas nacionales e internacionales.

En el caso de la diabetes, las consecuencias de las trabas en el acceso a estos tratamientos son claras, desde la perspectiva de la federación. Remarcan que por un lado, contribuye a que la diabetes esté peor controlada y derive en múltiples complicaciones y, por otro, incremente el gasto sanitario, tanto directa como indirectamente.

Los argumentos de los clínicos

Por su parte, los especialistas de las sociedades científicas que suscriben el manifiesto remarcan que en muchos casos, las personas  afectadas no consiguen la aceptación del visado, motivado porque, a pesar de contar con la adecuada prescripción médica, se  anteponen los criterios económicos a los clínicos con sus consecuencias en resultados en salud.

Insisten también en que si el objetivo del visado fuera controlar la adecuación de la prescripción a la indicación, destacan que, a día de hoy, los sistemas de receta electrónica ya permiten establecer mecanismos de control y auditorías suficientes para reducir o eliminar la necesidad de este trámite.


También te puede interesar…