Premios BiC

En el marco del programa de investigación Horizonte Europa (2021-2027) se crearon cinco misiones para ofrecer soluciones a los principales desafíos de Europa. Una de ellas es la Misión sobre el Cáncer. La Comisión Europea invitó a un equipo de expertos (la denominada Mission Board) a diseñarla en base a un objetivo ambicioso y medible de cara al futuro. Dicho objetivo no es otro que salvar más de tres millones de vidas para 2030, con más y mejor calidad de vida. Además, la Comisión pidió a los expertos un paquete de medidas para conseguirlo. El resultado ha sido un informe con 13 recomendaciones para que conquistar el cáncer sea una misión posible en la UE.

Comprender el cáncer, sus factores de riesgo y su impacto. Mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento. Poner el foco en la calidad de vida durante y tras el cáncer. Garantizar la equidad. Son sólo algunos de los objetivos que persiguen los expertos de la Mission Board de cáncer. Este informe será la base de futuras consultas en la UE y dará forma a la estrategia investigadora de los cuatro primeros años de la Misión del Cáncer (el plan final se conocerá en diciembre de 2020), además de desarrollar sinergias con los planes nacionales contra el cáncer y el Plan Europeo contra el Cáncer.

LAS 13 RECOMENDACIONES DE LA MISSION BOARD DEL CÁNCER

Recomendación 1: UNCAN, una iniciativa europea para comprender el cáncer

A pesar de los avances en el conocimiento de la genética y biológica del cáncer, la comprensión de los procesos moleculares y de las interacciones entre el tumor y el paciente es aún muy limitada. Esto se aplica a muchos tipos de cáncer, en particular a los raros. Para comprender mejor el cáncer, la Mission Board de cáncer propone lanzar la iniciativa UNCAN. Se trataría de una plataforma europea que, al integrar modelos y tecnologías con datos de pacientes, muestras y biomarcadores, arrojaría luz sobre cómo se inician, se desarrollan y se propagan los tumores en el contexto del anfitrión.

Recomendación 2: Estudiar los riesgos individuales de desarrollar cáncer

Además de comprender mejor los procesos moleculares del cáncer y su interacción con el individuo, es preciso investigar acerca de los riesgos individuales de padecer cáncer. Esta segunda recomendación se presenta como una clave para mejorar las actividades de educación y asesoramiento oncológico en la UE. Los expertos proponen un programa de investigación que fomente la implementación de infraestructuras genómicas e informáticas para recopilar y difundir datos. El paso previo, no obstante, pasaría por abordar uno de los mayores déficits de la región europea: lograr armonizar los datos disponibles.

Recomendación 3: Políticas eficaces de prevención

Prevenir el cáncer requiere de una política eficaz. La Mission Board se alinea con el futuro Plan Europeo y propone establecer otro programa de investigación, éste para identificar las mejores estrategias a nivel nacional y europeo. Las áreas iniciales serían el consumo de alcohol, tabaco y alimentos y bebidas azucaradas. Luego, llegarían investigaciones sobre otros determinantes, como exposiciones a carcinógenos en el lugar de trabajo, la contaminación del aire, comorbilidades, etc. La gran apuesta por el valor añadido de un enfoque comunitario en prevención del cáncer llega con una de las propuestas más novedosas de este informe: crear una infraestructura de apoyo a las políticas de prevención en la UE.

Recomendación 4: Optimizar los programas de detección

Para mejorar el cribado del cáncer se plantea, en primer lugar, escudriñar la realidad europea. El objetivo sería doble. Por una parte, identificar posibles obstáculos, optimizar los programas existentes y diseñar nuevos enfoques en aquellos cánceres que actualmente carecen de una herramienta de detección fiable u óptima. Por otra, apoyar el intercambio de buenas prácticas y herramientas entre países para reducir la inequidad en el acceso a cribados. El éxito final en este punto pasaría por un seguimiento continuo de la calidad de estos programas. Para ello se propone desarrollar una herramienta de evaluación aplicable en todos los Estados miembro.

Recomendación 5: Medicina personalizada para todos

La equidad en el acceso no afecta solo a los cribados de cáncer. Muchos pacientes oncológicos aún no se benefician de los enfoques de la medicina personalizada. Esta recomendación tiene como objetivo aumentar el número de pacientes para los que se pueden beneficiar de ella, lo que implicaría trabajar a dos niveles. Por un lado habría que reforzar el enfoque colaborativo en Big Data. Por otro, deberían reforzarse las metodologías de los programas de medicina personalizada basados ​​en resultados para reducir el grado de incertidumbre vinculado a los tratamientos dirigidos.

Recomendación 6: La tecnología mínimamente invasiva

Las tecnologías mínimamente invasivas, como la cirugía guiada por imágenes, el tratamiento endoscópico, la radioterapia o la radiología intervencionista, están avanzando rápidamente. No obstante, la investigación en este campo, capaz de aumentar la precisión en el diagnóstico, cirugía o tratamiento personalizado, sigue siendo muy necesaria. Con el lanzamiento de este tipo de tecnologías, el papel de las nuevas herramientas de diagnóstico y la Inteligencia Artificial es cada vez más importante. De ahí que los expertos consideren crucial profundizar en el estudio de este campo para acelerar su implementación.

Recomendación 7: Investigación y apoyo político para mejorar la calidad de vida

La Mission Board recomienda desarrollar un programa de investigación para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer, los supervivientes y sus cuidadores. Pero además de ello, detecta la necesidad de reforzar políticas de apoyo que permitan identificar y monitorear los problemas de salud física y mental de pacientes y supervivientes. Los expertos recomiendan, por ello, que los países reciban y den apoyo político para desarrollar e implementar estrategias dirigidas a, entre otros objetivos, hacer valer el ‘derecho al olvido’, contrarrestar la discriminación y fortalecer la promoción de la salud, la salud mental, la asistencia social y la posición legal de las personas con antecedentes familiares de cáncer, pacientes con cáncer, supervivientes y cuidadores.

Recomendación 8: Un centro digital europeo para pacientes con cáncer

El avance en los resultados en salud en Oncología podría dar un salto de gigante con la octava recomendación de la Mission Board: impulsar un Centro Digital para Pacientes con Cáncer. Se trataría de una red virtual de datos sanitarios (controlados por los pacientes) estandarizada e interoperable, un centro mundial de conocimiento sobre prevención, promoción de la salud, diagnóstico, tratamiento y cuidados de apoyo en cáncer. También un punto de contacto para ofrecer orientación y apoyo a los supervivientes y para alimentar la investigación en oncología.

Recomendación 9: Equidad

En la UE, las desigualdades en oncología son la norma más que la excepción. Existen en el acceso y la calidad de la prevención, el cribado, la detección precoz, el tratamiento, la atención y el apoyo a supervivientes. También entre diferentes grupos sociales y demográficos dentro de los Estados miembro. Analizar las causas de estas inequidades y desarrollar estrategias para superarlas requiere no sólo, según los expertos de la Mission Board, de una comprensión profunda de los factores que pueden generarlas. También de intervenciones y apoyo político específicos. Una buena clave sería acordar un conjunto mínimo de programas a implementar en toda la UE en todas las fases de la enfermedad.

Recomendación 10: Una red de infraestructuras europea

Para garantizar que cada ciudadano de la UE tenga acceso y pueda beneficiarse de la investigación y de una atención oncológica de alta calidad, se propone apoyar el establecimiento de una red sólida de infraestructuras oncológicas integrales dentro y entre los Estados miembro. Cada estado debería contar con al menos un centro de esta red, o facilitar la posibilidad de acreditar la atención en otro país. Además, la red contribuiría a compartir experiencias, armonizar los estándares de asistencia y formar alianzas con institutos de investigación, universidades y redes internacionales.

Recomendación 11: Foco en los cánceres infantiles y adolescentes

Las tasas de incidencia han aumentado continuamente en las últimas décadas. Resulta obvio, dice la Mission Board, aumentar la comprensión sobre cómo se inician y desarrollan los cánceres en niños y adolescentes. También sobre cómo se van a abordar. De todos los medicamentos contra el cáncer desarrollados en la última década (más de 150), solo el 6 por ciento (9) fueron aprobados para niños. Los expertos se alinean aquí con el Plan Europeo contra el Cáncer y plantean una ambiciosa sinergia europea centrada en las complejas necesidades de estos pacientes.

Recomendación 12: Living Labs en oncología

Conquistar el cáncer a nivel europeo, en su sentido más amplio, podría depender de esta recomendación. Los expertos sugieren crear Living Labs destinados a recopilar las mejores prácticas en oncología, destilando la sustancia necesaria para un trabajo conjunto exitoso. La actividad de estos Living Labs implicaría también el Horizon Scanning para informar adecuadamente a los decisores.

Recomendación 13: Transformar la cultura

Una mayor comprensión del cáncer mejorará la prevención y el abordaje oncológicos. Pero también será preciso repensar la comunicación en cáncer, ya sea en el ámbito de la investigación, en el ámbito de la asistencia sanitaria o en el mero ámbito social. Las sociedades europeas aún mantienen puntos de vista tradicionales sobre el cáncer. Esto se refleja en la estigmatización y discriminación de pacientes y supervivientes. La última recomendación de la Mission Board es también la más difícil: impulsar un cambio cultural que apoye la adopción de conocimientos actualizados, que favorezca un lenguaje accesible, que apoye la educación en oncología. En definitiva, que quite el foco de la enfermedad y lo ponga en el paciente.  


También te puede interesar…