Premios BiC
Almudena Fernández Madrid | viernes, 21 de octubre de 2016 h |

El hecho de que las personas con diabetes desarrollen más frecuentemente herpes zóster ha ocasionado que se elabore el Consenso Zodiac, el primero para la prevención de esta patología en pacientes con diabetes. Este documentocuenta con el aval de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) y el Grupo de Estudio de la Diabetes en Atención Primaria de Salud (RedGDPS), y con la colaboración de Sanofi Pasteur MSD y Luzán5.

Durante su presentación, Esteban Jodar, jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Quirón de Madrid, puso sobre la mesa el hecho de que el 13,8 por ciento de la población española padece esta enfermedad, aunque el seis por ciento no lo sepa. Por su parte, Francisco Javier Ampudia, médico adjunto del Servicio de Endocrinología, Nutrición y Metabolismo del Hospital Clínico Universitario de Valencia, señaló que los diabéticos de más de 65 años tienen tres veces más riesgo de padecer herpes zóster y, además, un 50 por ciento más de posibilidades de sufrir complicaciones, como la neuralgia post herpética.

Por este motivo, Zodiac establece una serie de recomendaciones contra el herpes zóster y la neuralgia post herpética en pacientes diabéticos, tales como que se considere a la población con esta patología como grupo prioritario para la prevención frente al herpes zóster teniendo en cuenta su mayor vulnerabilidad y riesgo de infección. En el documento se sugiere desarrollar en España una estrategia específica de vacunación, impulsada desde el SNS para esta población prioritaria.

El comité de expertos que ha elaborado el consenso también recomienda el desarrollo de programas de prevención frente a esta patología en personas con diabetes entre 60 y 69 años, así como de los 65 y 75 basándose en su coste-beneficio y a cualquier edad si hay otras comorbilidades asociadas a la enfermedad.

Ampudia concluyó sobre este particular que la única estrategia preventiva para esta enfermedad y sus complicaciones es la vacunación.