Distribución farmacéutica: el futuro por delante

166

Por Matilde Sánchez Reyes, presidenta de FEDIFAR

La distribución farmacéutica ha iniciado 2022 con energías renovadas para afrontar un ejercicio que la sociedad observa con el anhelo de dejar atrás la difícil situación derivada de la Covid-19 y con la incertidumbre de comprobar si será el de la recuperación definitiva de la normalidad. Tras dos años muy complicados por la irrupción de la pandemia en nuestras vidas, los mayoristas farmacéuticos están preparados para convertir 2022 en un punto de inflexión hacia un futuro lleno de oportunidades. Un horizonte que plantea grandes retos a los que, sin duda, daremos una adecuada respuesta desde el sector.

Las empresas de distribución farmacéutica siguieron asumiendo durante la pandemia su responsabilidad para ofrecer el mejor servicio a las farmacias y a los ciudadanos, garantizando la disponibilidad de todos los medicamentos y productos sanitarios que requirieron en condiciones de equidad, seguridad y calidad. Para las entidades asociadas a la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (FEDIFAR) la protección de la salud de la población es un compromiso innegociable y, a pesar de las dificultades, todas dieron una respuesta sobresaliente a los retos socio-sanitarios que se les pusieron por delante.

Ahora toca mirar al futuro, teniendo siempre en cuenta las valiosas lecciones que hemos extraído de una pandemia que nos ha llevado a vivir experiencias límite, momentos en los que todos los agentes que conforman el sector farmacéutico han unido fuerzas y han trabajado en la misma dirección, junto a las autoridades sanitarias, para proteger la salud de los ciudadanos. El 2022 será un ejercicio en el que la distribución farmacéutica, además de seguir siendo una pieza esencial dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS), tendrá muy presentes otros asuntos que van más allá del medicamento: la transformación digital; la sostenibilidad medioambiental y el reto demográfico.

Respecto a la transformación digital, es esencial para el sector seguir evolucionando de cara a atender las nuevas demandas de servicio de farmacias y administraciones sanitarias, así como para afrontar con garantías de éxito los cambios en las necesidades de la población. Los mayoristas farmacéuticos llevan tiempo recorriendo un camino para ser más eficaces (el nivel de robotización de sus almacenes está a la vanguardia mundial), para agilizar los procesos de comunicación con las farmacias (un ejemplo es el nuevo protocolo telemático Fedicom) y para optimizar aún más sus sistemas de distribución (uso del big data, la inteligencia artificial o el machine learning en la toma de decisiones). La evolución digital es un paso obligado para seguir jugando un papel clave como socios tecnológicos de la farmacia y, en este aspecto, 2022 puede traer grandes cambios. Estamos preparados para acometerlos.

Igualmente, entre las grandes preocupaciones de nuestra sociedad se encuentra la protección del medioambiente y la lucha contra el cambio climático, un pilar estratégico incorporado en el día a día de los mayoristas farmacéuticos y en el que se seguirá avanzando en 2022. La optimización de los procesos para minimizar el impacto de la actividad de las empresas de distribución es un hecho constatable y el camino hacia la denominada ‘distribución verde’ ya está en marcha. Se trata también de una prioridad para FEDIFAR, partícipe de una de las grandes apuestas colaborativas del sector del medicamento, el Proyecto SIGRE, que celebró su vigésimo aniversario en 2021.

En relación con esta vertiente de la protección medioambiental, cabe destacar que la Federación participó en 2021 en el nacimiento de otra interesante iniciativa: la Plataforma One Health (Una sola salud). Se trata de una red estatal, interdisciplinar e intersectorial, a la que están adheridas más de un centenar de entidades, que tiene como objetivo fomentar el abordaje integral de la salud de la población desde una triple dimensión: humana, animal y medioambiental. Un reto de futuro en el que la distribución farmacéutica está presente.

Junto a la transformación digital, la apuesta por el medioambiente y la protección de la salud desde un punto de vista integral, la distribución farmacéutica de gama completa seguirá demostrando en 2022 que es imprescindible para asegurar el mantenimiento de un modelo farmacéutico en el que la farmacia rural juega un papel fundamental para acometer el llamado reto demográfico. Distribuir medicamentos y productos sanitarios a todos los rincones de la geografía española con la máxima eficiencia es un activo muy valioso para garantizar y potenciar la apuesta de salud en las zonas rurales, un aspecto que las distintas administraciones sanitarias deben tener en cuenta y aprovechar, tal y como les estamos transmitiendo desde FEDIFAR.

En este sentido, la distribución farmacéutica valora el reconocimiento de las autoridades sanitarias a la labor que llevan a cabo farmacias y mayoristas confiando en la capilaridad, la seguridad y la profesionalidad que ofrece el canal farmacia como punto de acceso inmejorable de los ciudadanos a los productos sanitarios que necesitan. Una confianza en este binomio que se ha consolidado y acrecentado durante la pandemia con actuaciones como la dispensación colaborativa de medicamentos de Diagnóstico Hospitalario y Dispensación Hospitalaria o con los acuerdos para custodiar y distribuir las vacunas contra la Covid-19, dos ejemplos de esta estrecha relación.

Me gustaría finalizar estas líneas en este Anuario de la Sanidad y el Medicamento 2022 recordando a una gran persona que nos dejó en 2021, el presidente de Alliance Healthcare España y vicepresidente de FEDIFAR, César Martínez Recari. Además de ser un referente para la farmacia y la distribución farmacéutica en nuestro país, César ha sido un gran compañero del que hemos aprendido mucho los que hemos tenido la suerte de trabajar con él. Una persona excepcional a la que todos los que formamos parte del sector echaremos de menos.