Premios BiC

Los resultados finales del ensayo Fase III PROfound mostraron que olaparib (desarrollado por AstraZeneca y MSD) mejoró de forma significativa y clínicamente relevante la supervivencia global (SG) frente a enzalutamida o abiraterona en hombres con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración (CPRCm) con mutaciones en los genes BRCA1/2 o ATM, un subgrupo de mutaciones en los genes de reparación por recombinación homóloga (HRR). Estos resultados se presentaron el pasado 20 de septiembre durante el Simposio Presidencial en el congreso virtual 2020 de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, por sus siglas en inglés).

Los pacientes habían progresado a un tratamiento previo con nuevos agentes hormonales (NHA) por ejemplo, enzalutamida o abiraterona. El cáncer de próstata es el segundo tipo de cáncer más común entre varones, se calcula que en 2018 se diagnosticaron 1,3 millones de nuevos pacientes en todo el mundo. Aproximadamente, el 20-30 por ciento de los hombres con CPRCm presentan una mutación en los genes de HRR.

Reducción del riesgo de muerte

En el criterio de valoración secundario clave de SG, olaparib redujo el riesgo de muerte un 31 por ciento frente a enzalutamida o abiraterona (basada en un hazard ratio [HR] de 0,69; 95 por ciento intervalo de confianza [IC] 0,50-0,97; p=0,0175). La mediana de SG fue de 19,1 meses para olaparib frente a 14,7 meses para enzalutamida o abiraterona, a pesar de que el 66 por ciento de los hombres que habían recibido tratamiento con NHA pasaron a recibir tratamiento con olaparib después de la progresión de la enfermedad.

Un análisis exploratorio también mostró una mejora no estadísticamente significativa de la SG en la población global del ensayo de hombres con mutaciones en los genes de HRR (BRCA1/2, ATM, CDK12 y otras 11 mutaciones en genes de HRR), reduciendo el riesgo de muerte un 21 por ciento con olaparib frente a enzalutamida o abiraterona (basada en un HR de 0,79; 95 por ciento de IC  0,61-1,03). La media de SG fue de 17,3 meses frente a 14.0 meses para enzalutamida o abiraterona.

Olaparib, crucial en la era de la medicina de precisión

Johann de Bono, uno de los investigadores principales del ensayo Fase III PROfound, Jefe de Desarrollo Farmacológico en  The Institute for Cancer Research and The Royal Marsden NHS Foundation Trust, indicó que “olaparib demostró un beneficio clínico significativo en todos los criterios principales del ensayo PROfound y los resultados finales de la supervivencia global refuerzan su potencial para cambiar el estándar de tratamiento para hombres con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración”. Aseguró que el ensayo PROfound “muestra que olaparib puede jugar un importante papel en esta nueva era de la medicina de precisión en cáncer de próstata, ofreciendo una terapia dirigida a nivel molecular a pacientes con un pronóstico históricamente malo y con pocas opciones de tratamiento”.

Resultados finales del ensayo Fase III PROfound. AstraZeneca y MSD.

José Baselga, vicepresidente ejecutivo de I+D en Oncología de AstraZeneca, señaló que “estos resultados ayudan a transformar el panorama del tratamiento para un grupo de hombres con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración, donde la supervivencia global ha sido muy difícil de conseguir”. Y añade que olaparib es un inhibidor de PARP que ha demostrado supervivencia global frente a enzalutamida o abiraterona en hombres con mutaciones en BRCA o ATM. “Esperamos continuar avanzando para llevar olaparib a estos pacientes en todo el mundo”, concluyó.

Por su parte, Roy Baynes, vicepresidente primero y director de Desarrollo Clínico Global y director médico de MSD Research Laboratories, subrayó que “el ensayo PROfound es un estudio Fase III positivo que utiliza pruebas con biomarcadores moleculares para ayudar a identificar opciones de tratamiento para un grupo de hombres con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración”. A su juicio, estos resultados respaldan aún más la importancia de las pruebas genómicas sobre mutaciones en los genes de HRR para identificar a aquella población de alto riesgo y ayudar a los profesionales sanitarios a decidir el tratamiento. Además, considera que demuestran el potencial de olaparib para pacientes de cáncer de próstata metastásico resistente a la castración con ciertas mutaciones de HRR.


También te puede interesar…