“Colaborar con el ecosistema de salud es clave para dar respuesta a los retos que afrontamos”, por Bernardo Kanahuati

Por Bernardo Kanahuati, consejero delegado de Bayer en España y Portugal

175

Vivimos en una era de cambio constante y en que la excepcionalidad (pandemia, guerras, elevada inflación, desabastecimiento de materias primas…) se ha convertido en normalidad. Este escenario cambiante es especialmente visible en el ámbito de la salud, donde convergen desafiantes retos y apasionantes oportunidades, como el incremento de la esperanza de vida en las sociedades occidentales, nuevas terapias innovadoras que suponen un punto de inflexión en el abordaje de importantes enfermedades o la digitalización de toda la atención sanitaria.

Este contexto requiere de compañías con una visión integral, comprometidas con la innovación y la sostenibilidad para dar respuesta a los mayores retos que afrontamos como sociedad. En el caso de Bayer queremos contribuir, desde la ciencia, a una mejor salud y alimentación de la sociedad. Pero ¿cómo se concreta este propósito en el ámbito sanitario?

En primer lugar, impulsando la innovación terapéutica para mejorar la vida de los pacientes y de sus familias. Y lo hacemos centrándonos en las dos principales causas de muerte en España y Europa, como son la enfermedad cardiovascular y el cáncer, además de en otras áreas terapéuticas relevantes como oftalmología, salud de la mujer, hematología y radiología.

También fomentamos la investigación médica en España, convirtiendo a nuestro país en el número 1 europeo en número de ensayos clínicos de Bayer. Esta apuesta por la innovación en Europa es especialmente relevante en un contexto en el que EE.UU. y China están adelantando a nuestro continente en inversión en I+D. Necesitamos una apuesta firme por la colaboración público-privada para impulsar la innovación en Europa, así como un marco legislativo que la favorezca.

Y es que la colaboración con todo el ecosistema de salud es clave para dar respuesta a los retos que afrontamos. Administraciones públicas, profesionales sanitarios, sociedades científicas, asociaciones de pacientes y compañías como Bayer compartimos un firme compromiso de asegurar la sostenibilidad del sistema sanitario español, y es imprescindible que sigamos fomentando innovadores modelos de colaboración.

A este propósito de sostenibilidad también contribuimos desde nuestros centros productivos y la permanente inversión en ellos. Recientemente hemos completado un plan de inversiones por valor de 60 millones en nuestra planta de Alcalá de Henares (Madrid), dedicada a desarrollar y producir cápsulas blandas, con un 90 por ciento de la producción destinada a la exportación. Esta inversión se suma a los 4 millones de desplegados en la planta de La Felguera (Asturias), único centro productor de ácido acetilsalicílico de Bayer a nivel mundial. La mejora no se centra sólo en nuestras plantas, sino que también impulsamos la eficiencia de toda nuestra cadena de valor, con una reducción del 13 por ciento de las emisiones contaminantes.

Además, en plena era de la digitalización, apostamos por la innovación abierta y por ello hemos creado nuestro “Life Hub”, un espacio que une a empleados, empresas emergentes, universidades, instituciones tecnológicas y centros de innovación y de investigación, para que puedan aprender y evolucionar juntos, como catalizadores de innovación en salud y alimentación.

A todas estas iniciativas les da sentido el equipo de Bayer en España, un grupo humano comprometido, empoderado, lleno de talento y diverso. En concreto, contamos en España con más de 50 nacionalidades, paridad en nuestra plantilla y un 40 por ciento de mujeres en puestos directivos. Son ellas y ellos los que cada día dan lo mejor de sí para que nuestro lema ”Science for better” no sea sólo una frase, sino el presente y el futuro de millones de pacientes y de la sociedad a la que nos debemos.