Premios BiC 2020

El último informe de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), estima que en España, 2020 cerrará con cerca de 33.000 nuevos diagnósticos de cáncer de mama. Esto se traduce en que el cáncer de mama es uno de los tres tumores que se diagnostican con más frecuencia en nuestro país (junto a los de colon y recto).

Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama que se celebra este lunes, desde Farmaindustria apuntan a varios aspectos que influyen en el índice de supervivencia del cáncer de mama. Actualmente, el esfuerzo por lograr un diagnóstico precoz, los avances en investigación, el acceso a la innovación y la llegada de tratamientos como los basados en anticuerpos monoclonales o la inmunoterapia, son los responsables de que este índice de supervivencia se haya elevado hasta el 86 por ciento. Esto significa que nueve de cada diez pacientes estarán libres de recaídas a los cinco años del diagnóstico.

Avance en tratamientos

A pesar del progreso que se ha logrado en los últimos años, la industria farmacéutica no ha cesado la investigación sobre esta enfermedad. En el momento actual, ya son más de cien medicamentos los que están disponibles para las distintas fases del proceso, como señala la patronal de la industria farmacéutica americana Phrma; esto supone casi el 10 por ciento de los 1.100 fármacos y vacunas en desarrollo actualmente para combatir el cáncer.

También el Registro Español de Estudios de Estudios Clínicos (REEC), dependiente de la Agencia Española del Medicamento y el Producto Sanitario (Aemps) ha reflejado esta labor de investigación, así como el importante papel que desempeña España. En concreto, España tiene 283 ensayos en marcha para el cáncer de mama; de estos, un tercio están ya en Fase III y la gran mayoría han sido impulsados por las compañías farmacéuticas.

Estratificación de los pacientes

El presidente de SEOM, Álvaro Rodríguez-Lescure, afirma que “el pronóstico del cáncer de mama ha ido mejorando paulatinamente en los últimos años gracias a la investigación; se han desarrollado nuevos fármacos que aumentan la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama”. A este respecto añade que además, “se ha estratificado mejor a los pacientes y se han desarrollado paneles genómicos que permiten diferencias qué pacientes se benefician de quimioterapia y cuáles no”.

Dentro de la I+D en cáncer de mama, uno de los hitos más significativos ha sido descubrir su heterogeneidad. En concreto, el hallazgo de que engloba tres enfermedades distintas: tumores hormonosensibles, definidos por receptores hormonales positivos/HER2-negativo; tumores con sobreexpresión de HER2, y tumores triple negativos, definidos por la ausencia de expresión de receptores hormonales y HER2.

Con todo esto, los anticuerpos monoclonales, la inmunoterapia y la aparición de nuevos fármacos biológicos han ayudado a optimizar las estrategias terapéuticas. De hecho, están produciendo cambios significativos en la evolución de la enfermedad. De la misma manera, están contribuyendo a retrasar el uso de la quimioterapia en enfermedad avanzada; esto implica un gran beneficio en la calidad de vida de los pacientes.

Impacto de la medicina personalizada

Por otra parte, la medicina personalizada también está teniendo un gran impacto. El desarrollo de test genómicos, que ayudan a analizar el perfil del tumor de una manera más pormenorizada así como el riesgo de recaída, contribuye a seleccionar un tratamiento más preciso para cada caso, evitando quimioterapias innecesarias en aquellos pacientes a los que no les reportaría beneficio.

Pero, en la otra cara de la moneda estaría el reto del cáncer metastásico. En este sentido, la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma) considera que este es uno de los retos pendientes. Así, señalan que este tipo de cáncer es una preocupación y una prioridad; y es que afecta a la vida personal, familiar y profesional de la paciente, ocasionando necesidades complejas. Por ello, aseguran ser conscientes de que la investigación y la innovación harán posible erradicar, o al menos controlar, el cáncer de mama metastásico. Con esto, remarcan que las mujeres con cáncer de mama metastásico necesitan sentirse apoyadas y mostrarse como personas que conocen el camino a recorrer. Por último recuerdan que aunque el cáncer forma parte de su vida, no determina su integridad.

Con todo esto, desde Farmaindustria remarcan que la mayoría de estos avances no serían posibles sin la contribución de la industria farmacéutica en la investigación de nuevos tratamientos. En concreto, en España, la oncología en general es el área que agrupa más esfuerzos en la investigación de nuevos medicamentos.

Además, la solidez del sistema sanitario, el alto nivel de preparación de los profesionales, el apoyo de las administraciones sanitarias, la creciente implicación de los pacientes y la apuesta de la industria farmacéutica están contribuyendo a impulsar a España como ámbito de excelencia en materia de ensayos clínicos, también en oncología.


También te puede interesar…