Premios BiC
EP Madrid | lunes, 15 de junio de 2015 h |

La Conselleria de Salud de la Generalitat ha delegado en el Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña algunas de sus funciones para autorizar la apertura, traslado, modificación y cierre de centros médicos de menos de 100 metros cuadrados, con el objetivo de “poner en marcha medidas de simplificación administrativa”.

Según han explicado fuentes de la conselleria, la iniciativa se enmarca en el ‘Convenio para la delegación de funciones de tramitación de expedientes de autorización de determinadas consultas médicas’, rubricado el 14 de abril y publicado el pasado martes en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (Dogc).

Salud “mantendrá la titularidad legalmente atribuida”, aunque ha alegado que transferir la gestión contribuye al “adelgazamiento estructural” de la administración.

A partir de ahora, será el órgano colegial el que tramitará la autorización de apertura de determinados consultorios, cuya actividad principal sea médica y se limite a la anamnesis, la exploración física, el diagnóstico, la prescripción y la realización de actuaciones terapéuticas y de recuperación funcional “mínimamente invasivas”.

“La delegación de funciones alcanza todas las actuaciones”, desde la recepción de la solicitud hasta la elaboración de la propuesta de resolución administrativa pasando por el cobro de las tasas previstas por estos conceptos, han precisado las citadas fuentes.

El acuerdo concreta que los centros sobre los que el Consejo de Colegios de Médicos podrá actuar deben ser de Cataluña, con una única especialidad médica, con un espacio útil de consulta inferior o igual a 100 metros cuadrados y con un médico colegiado como titular o responsable asistencial.

Para “realizar el seguimiento del convenio”, que tiene una vigencia de un año, se ha creado una Comisión Mixta de Seguimiento integrada por dos representantes de cada institución que se reunirán como mínimo una vez por semestre.