Premios BiC

La actividad parlamentaria se ha reanudado con fuerza tras el verano, impulsada por la inesperada (por temprana) segunda ola de COVID-19. Y aunque el gran impulsor del debate será el proyecto de PGE, las dudas sobre el coronavirus continúan marcando la agenda. En la reapertura del curso parlamentario, el rastreo de casos, la necesidad de encontrar un diagnóstico diferencial con la gripe estacional, la Salud Mental y la I+D protagonizan algunas de las PNL más interesantes que deberán debatirse en el Congreso.

EL RASTREO DE LA COVID-19

Cubrir incógnitas y lagunas sobre el rastreo de los casos de COVID-19 ha sido punto de encuentro entre PP, VOX y Ciudadanos. Los tres han presentado proposiciones no de ley que cubren distintos aspectos de esta materia. Van desde la creación de un equipo de farmacéuticos rastreadores al impulso de la app Radar COVID, pasando por la solicitud de datos personales para agilizar los contactos en caso de contagio.

Contactos ‘a la alemana’

Este último punto es el objetivo de la PNL registrada por el grupo popular. Su exposición de motivos vincula los rebrotes de coronavirus tanto a la suspensión de las medidas de confinamiento como a las medidas de seguimiento. La propuesta popular se fija en el ejemplo de Alemania, donde se ha tomado la decisión de solicitar a las personas que accedan a edificios públicos, locales de ocio y restauración, museos, etc, su nombre completo y su número de teléfono para garantizar un contacto ágil y directo en caso de contagio.

Se trata de una medida temporal, dice el PP, “que puede parecer menos sofisticada que las aplicaciones de rastreo para dispositivos inteligentes que se han implementado en países como Japón o Singapur para hacer un seguimiento exhaustivo y continuado de las personas”. No obstante, añade que se ha mostrado “como una iniciativa sencilla, práctica y útil para favorecer la preservación de la salud pública y evitar la propagación del virus”.

Es por estas razones, y mientras terminan de estar disponibles vacunas y tratamientos frente a la COVID-19, que el PP quiere que se valore la posibilidad de solicitar en España contactos ‘a la alemana’.

¿Farmacéuticos rastreadores?

VOX, en cambio, se fija en la propia figura del rastreador, que se ha convertido, reconoce, “en la principal herramienta contra la pandemia”. Su PNL viene a decir que el ratio de rastreadores disponibles no cuadra con esa importancia. Se apoya para ello en declaraciones de diversos expertos, como el investigador de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona Alex Arenas, quien en agosto afirmó que España necesitaría unos 8.500 rastreadores, cuando según los datos del Ministerio de Sanidad disponibles en el momento de elaborarse la PNL de VOX había 3.500.

Mientras los expertos aseguran que los rebrotes se deben a un seguimiento deficiente del COVID-19, a causa de la falta de rastreadores, VOX denuncia que el sistema “no aprovecha” a otros profesionales.  

Según su propuesta, España va a necesitar más de 10.000 rastreadores. Para contribuir a las labores de detección precoz y aislamiento, la formación es partidaria de acudir a “equipos multidisciplinares” que incluyan enfermeros, epidemiólogos, veterinarios y farmacéuticos del ámbito de la Atención Primaria y comunitarios. En el caso de estos últimos, VOX asegura que podrían colaborar “sin desatender en ningún momento las funciones propias de los servicios farmacéuticos”.

La operatividad de Radar COVID

Fiel a la integración y la cohesión del sistema, la propuesta de Ciudadanos es una crítica constructiva a Radar COVID. Tras lanzarse al público, esta app desarrollada por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha superado los 2 millones de descargas.

Su puesta en funcionamiento requiere que las comunidades integren sus sistemas de información. Pero para cuando Cs presentó su iniciativa, sólo habían completado el proceso unas pocas comunidades autónomas. El Gobierno espera que la aplicación esté plenamente operativa en toda España para finales de septiembre. Pero el plazo no convence a la formación naranja.

Por enésima vez en esta crisis, vamos muy tarde, hay descoordinación entre administraciones y falta de liderazgo del Gobierno ante una demanda de seguridad”. C´s comenta cómo, en comparación a España, países como Italia, Francia y Alemania cuentan con sus apps de rastreo “operativas desde junio”. Portugal, desde agosto. Por ello, su PNL llama a redoblar esfuerzos para adelantar “significativamente” los plazos anunciados en España.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL PARA LA GRIPE Y LA COVID

“Test, test, test”. El mensaje que la OMS envió a todos los países en marzo para hacer frente a la COVID-19 se inspiraba en una filosofía sencilla: No es posible detener la pandemia si no sabemos quién está infectado. Para el PP, esta valoración adquiere todavía mayor sentido en la reapertura del curso parlamentario, ante las complicaciones que la gripe estacional introducirá en otoño. En una de las PNL más interesantes a debatir en el reinicio del curso parlamentario, los populares abogan por posibilitar “un diagnóstico diferencial claro y preciso” entre ambas.

Los datos que expone su propuesta hablan por sí solos. Durante el periodo 2018/2019 se detectaron en España 490.000 casos leves de gripe que acudieron a los centros de atención primaria, hubo 35.300 hospitalizaciones con gripe confirmada por ensayos de laboratorio, se produjeron 2.500 ingresos en unidades de cuidados intensivos y se certificaron 6.300 fallecimientos asociados a la gripe.

“Se antoja necesario”, dice el PP, no sólo adelantar y extender la campaña de vacunación en la medida de lo posible (lo que ya fue objeto de una PNL que el grupo registró en abril). También impulsar “una estrategia integral con la que garantizar un abordaje adecuado de la gripe” en todo el SNS.

Sería en el marco de esta estrategia en el que, plantea el principal grupo de la oposición, se debería garantizar la disponibilidad en cantidad y calidad de las pruebas diagnósticas necesarias para posibilitar un diagnóstico diferenciado y preciso de la gripe estacional y la COVID-19, “así como para garantizar un abordaje temprano y adecuado de ambas, para evitar la incertidumbre y la preocupación de los profesionales sanitarios y los pacientes ante la similitud de algunos de sus síntomas, y para procurar la optimización de los recursos existentes en el propio SNS”.

LA SALUD MENTAL Y LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO

Prioridad manifestada por el Gobierno, en la reapertura del curso parlamentario el Congreso también se pronunciará a favor de un impulso extra a la Estrategia de Salud Mental. Se da por hecho que saldrá adelante una PNL del grupo socialista. Queda la duda de si también recibirá el visto bueno de la Cámara otra, con las consideraciones de Ciudadanos al respecto.

Ambas propuestas se enmarcan en la celebración, el próximo 10 de octubre, del Día Mundial de la Salud Mental. También ante la necesidad de diseñar medidas preventivas y reactivas para evitar el impacto de los rebrotes de COVID.

Impulso “sin dilación” al trabajo del Gobierno

El PSOE asume que “entre las situaciones de vulnerabilidad a tomar en especial consideración se encuentra la salud mental de la población”. Según la OMS, se producen en torno a 800.000 muertes anuales por causa de suicidio en todo el mundo, siendo la segunda causa de muerte entre los 15 y los 29 años. Además, se proyecta que la depresión ocupará el primer lugar en la carga de morbilidad en 2030.

El PSOE recuerda que los estudios “avalan la evidencia de empeoramiento de la salud mental de la población en períodos de crisis económicas profundas, como la que se prevé viviremos los próximos meses por impacto de la COVID-19”. Por ello, el partido del gobierno considera necesario “impulsar sin dilación” la actualización, “como prioridad política”, de la Estrategia de Salud Mental en la que trabaja el Ejecutivo desde hace meses.

La PNL socialista destaca la necesidad de que esta estrategia sea una herramienta para prevenir y evitar los efectos negativos que pudiera generar el impacto de la COVID-19 en la salud mental de las personas. Asimismo, defiende que priorice, como línea estratégica, lo relativo a la prevención del riesgo suicida. Las acciones, añade la PNL, estarán orientadas a la prevención, abordaje y detección precoz de los trastornos desde la infancia y la adolescencia.

¿Un Plan Estratégico de Prevención del Suicidio Juvenil?

Precisamente en relación a ese último punto gira la PNL de Ciudadanos. Su exposición de motivos incluye datos que apoyan el reflejo de la adolescencia como un periodo especialmente vulnerable para desarrollar problemas de salud mental. El 50 por ciento de los problemas mentales aparecen antes de los catorce años, según la OMS. La depresión y la ansiedad son los más comunes.

Además, en términos de costes, los trastornos de ansiedad y trastornos depresivos aparecen dentro de las cinco primeras causas de pérdida de años de vida ajustados en función de la discapacidad (AVAD) en los adolescentes. Pese a todo ello, “los problemas emocionales son los más infradetectados e infratratados”, dice Ciudadanos.

Su PNL quiere que esta situación se refleje de forma más concreta en la Estrategia de Salud Mental. Por ello, plantea que esta herramienta incluya la elaboración de un Plan Estratégico de Prevención del Suicidio Juvenil específico. Asimismo, propone que todos los centros educativos adopten “Códigos de Riesgo de Suicidio” y que la salud y el bienestar emocional de la infancia y la adolescencia se incorporen como líneas dentro del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.

LA I+D

El último capítulo destacable en el marco de las iniciativas que reabren el curso parlamentario tiene que ver con la I+D. Están pendientes de debate dos PNL registradas, respectivamente, por Unidas Podemos y VOX, que atienden a la investigación biomédica en general y a la de medicamentos huérfanos en particular.

Un Libro Blanco para la investigación biomédica

La COVID-19 ha actualizado el consenso social sobre la imperiosa necesidad de fortalecer la actividad de investigación biomédica y sanitaria. Para Unidas Podemos, “es el momento de que los poderes públicos, en consonancia con las expectativas de la sociedad, reconozcan el carácter estratégico de la investigación biomédica y sanitaria, incluyendo el desarrollo de la ciencia básica, y empleen los recursos financieros necesarios para cumplir con sus objetivos”.

La consideración como estratégica de la investigación biomédica y sanitaria constituye una “oportunidad idónea”, dice la formación morada, para evaluar su trayectoria en las últimas décadas e incrementar la ambición de los nuevos propósitos, contemplando la participación de todos los agentes del sistema y la adecuada dotación de instrumentos económicos y regulatorios.

La PNL que registró antes del verano para su debate en la Comisión de Ciencia llama a impulsar una consulta sobre el estado y necesidades de la investigación biomédica y sanitaria. Fruto de ella se crearía una comisión de expertos “a fin de elaborar un informe o libro blanco” que oriente “las principales líneas estratégicas según las necesidades de la población, las fórmulas organizativas y el liderazgo público” en este ámbito de la investigación.

Más allá, Unidas Podemos apuesta por “promover un nuevo marco legal” para la investigación biomédica, acompañado de una carrera científica consolidada y la garantía de financiación plurianual “suficiente y estable”.

Los medicamentos huérfanos

El 3 de marzo de 2020, el Consejo de Ministros aprobó la salida de los medicamentos huérfanos del Sistema de Precios de Referencia. Pero no fue hasta el 12 de junio que el Ministerio de Sanidad publicó la resolución permitente por la que se publicaba dicho acuerdo.

A juicio de VOX, es probable que esta medida permita garantizar a las familias afectadas un mejor y más fácil acceso a los medicamentos huérfanos. Sin embargo, añade no sólo que “llega muy tarde”, sino que también “resulta insuficiente” y debe ser reforzada e implementada mediante una actualización y refuerzo de la estrategia de Enfermedades Raras.

Más allá, en una PNL registrada a tal propósito, el grupo promueve que la Estrategia Española de Medicina Personalizada contemple la especificidad de las enfermedades raras, y que se fomente la inversión en la industria farmacéutica y biotecnológica en la I+D de medicamentos huérfanos. Es preciso, dice VOX, garantizar a los laboratorios “suficiencia económica investigadora con independencia de que sus márgenes de beneficios sean más reducidos que con otros medicamentos”.

También serán objeto de consideración de los diputados…

La Sanidad Penitenciaria

La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto una vez más la fragilidad del sistema sanitario penitenciario y la necesidad de finalizar el proceso de transferencias que decretó la Ley de Cohesión. Bajo la consideración de que la sanidad pública no debe fragmentarse, VOX y Unidas Podemos han registrado sendas PNL que solicitan mejoras en el sistema.

COVID-19, ¿enfermedad profesional?

La cobertura de los trabajadores que deben interrumpir su prestación laboral para someterse a cuarentena ha sido objeto de revisión en la legislación. Las medidas de protección reconocidas resultan insuficientes. Son muchos quienes reclaman la consideración como enfermedad profesional del contagio por SARS-CoV-2 del personal de centros sanitarios y sociosanitarios. Entre otros, Ciudadanos, en una PNL pendiente de debate.

La financiación de la Dependencia.

Sigue lloviendo sobre mojado con el Sistema para la Autonomía y Atención de la Dependencia. El PP insiste en adecuar  su financiación, para que el Estado aporte a las comunidades el dinero pendiente de abono. Confía para ello en que el Congreso inste al Gobierno a cumplir este compromiso, impulsando una reunión monográfica del Consejo Territorial de Servicios Sociales.

Cuidados paliativos antes que eutanasia.

El debate de la legalización de la eutanasia también llegará en formato de PNL a la Comisión de Sanidad. Según el PP, “cabe considerar la necesidad de dar prioridad legislativa” a la aprobación de una ley nacional de cuidados paliativos (que elimine las diferencias existentes en el SNS) sobre el desarrollo de la tramitación de una iniciativa para legislar el suicidio asistido.

El recuento de fallecidos por COVID.

Una de las grandes incógnitas de la pandemia y que sigue sin resolverse. Las divergencias ocasionadas por la modificación de los criterios para cuantificar a los afectados por la pandemia han generado mucho malestar en la comunidad científica. Propuesta por el PP, la Cámara debatirá una PNL para impulsar un grupo de trabajo que haga factible el cruce de todos los datos disponibles y conocer la cifra real de fallecidos por COVID.

Formación continuada.

El reinicio del curso parlamentario tiene pendiente cerrar uno de los principales interrogantes con los que llegó el verano: ¿qué pasará con la financiación de la formación continuada después de lo incluido en el dictamen de la Comisión para la Reconstrucción? Las sociedades científicas y las asociaciones de pacientes esperan con ansias el resultado de las dos PNL registradas por el PP este verano.