Premios BiC

El Grupo Parlamentario Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común ha presentado una Proposición no de Ley para favorecer la “plena integración” de la sanidad en el sistema penitenciario. Desde la formación consideran una serie de medidas para las instituciones sanitarias dependientes de penitenciarias en las comunidades autónomas.

En este sentido, la formación califican de “carácter urgente” seguir aumentando paulatinamente el personal médico, especialistas vía MIR mediante oferta pública de empleo. El objetivo de esta medida es garantizar la presencia de médicos durante los fines de semana y días festivos, “prestando una atención continua y de calidad”, indica la PNL.

Por otra parte, Unidas Podemos considera importante reforzar “la implementación de recomendaciones para la protección de derechos humanos”, destacan. Esta afirmación corresponde concretamente a garantizar la atención psiquiátrica de “las personas privadas de libertad que lo necesiten, aún incluso si ello implica visita a psiquiatras externos”.

La COVID-19 en el sistema penitenciario

La formación morada destaca que la crisis de la COVID-19 “ha puesto de manifiesto los riesgos que supone la enfermedad en el sistema penitenciario“. Estos riesgos se agravan dentro del sistema penitenciario al implicar “el confinamiento multitudinario cerrado“. Según Unidas Podemos, esta situación puede ser problemática. Por este motivo, las administraciones públicas han mejorado la prevención y control de crisis epidemiológicas dentro de los centros penitenciarios.

Estas medidas deben reforzar la calidad de la asistencia sanitaria con el objetivo de dotar al sistema penitenciario de medidas “acordes a los estándares constitucionales y legales”, indica la formación en la PNL.

Unidas podemos hace referencia al artículo 208 del Reglamento Penitenciario, aprobado por Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero. Este marco exige que a todos los internos se les garantice una atención médico-sanitaria equivalente a la dispensada al conjunto de la población. Asimismo, reconoce el derecho de los internos a la prestación farmacéutica y a las prestaciones complementarias básicas que se deriven de esta atención.

A pesar de reconocer que se ha trabajado en garantizar el derecho a la salud de las personas presas y se han hecho grandes esfuerzos por parte del Gobierno, desde la formación destacan que es necesario seguir trabajando en esa línea a fin de mejorar el sistema y fortalecerlo.

Además, la formación considera que esta situación empeora en el caso de las mujeres presas, que representan el 7,7 % de la población reclusa. En este sentido, Unidas Podemos destaca que “viven en las prisiones españolas, diseñadas y pensadas para hombres.


También te puede interesar…