Intento de pucherazo en el Colegio de Málaga

25652

Nunca creía que iba a comentar desde esta tribuna sobre el desarrollo de unos comicios electorales en un Colegio de médicos.

Al menos, no de la propia convocatoria ni del pucherazo que se quiere llevar a cabo por parte de los de siempre. ¿Quiénes son esos? Los que nunca se han enfrentado a un proceso electoral tras 16 años y cuatro mandatos sin tener que competir. Así, sus únicas candidaturas son proclamadas electas por ser únicas: los de siempre de toda la vida. Y es que estos se van pasando los trastos, como ahora hace el actual presidente con la candidatura continuista de Pedro Navarro. Un Reino que se lega a un sucesor.

No salgo de mi asombro de lo que les cuesta a algunos entrar en el juego democrático. Ya saben, que los médicos y médicas voten a su presidente.

“las elecciones al Colegio de Médicos de Málaga ya son el hazmerreir de la sanidad de España

Dos candidaturas: Navarro y González-Chamorro

Se presentan el Dr. Pedro Navarro y el Dr. Antonio González-Chamorro. Al primero, la candidatura continuista, no le gusta que haya elecciones porque desde la Junta Electoral están inventando todo tipo de artimañas pseudo legales y arbitrarias para que la candidatura del Dr. González-Chamorro quede eliminada y no se pueda presentar.

Las elecciones al Colegio de Médicos de Málaga ya son el hazmerreir de la sanidad de España. Tienen todos los ingredientes de una mala película de “esta casa es una ruina”. Y la casa es la de todos los médicos y médicas de Málaga.

El actual presidente, el Dr. Juan José Sánchez Luque es responsable de este espectáculo que, si no se corrige, tendráel dudoso honor de ser el último presidente de un Colegio sin prestigio ni credibilidad en sus procesos electorales.

Adalides de la paridad…sin cumplirla

Lo primero es que una Junta Electoral del Colegio de Málaga manipulada trata de anular la única candidatura alternativa alegando que no tienen paridad (ya saben, las mujeres médicas que ahora la preocupan no estén presentes). Lo anula una Junta Electoral formada por 4 médicos, todos hombres, que no tienen ni una sóla médica. Estos son los que ven la paja en el ojo ajeno.

Primero esta Junta Electoral consideró la candidatura alternativa de González-Chamorro proclamada de manera “provisional” y ahora dicen que “no es paritaria”. Se lo dice un tuerto a otro.   ¡Pero si tampoco tiene tantos médicos como médicas la candidatura que sí es proclamada y sería la única, la del continuísta Navarro!

En Málaga lo paritario brilla por su ausencia

Deberían, de anularse alguna candidatura, anularse las dos y que las dos listas se rehagan de manera paritaria pero comenzando por la Junta Electoral, ya puestos. Tras sus años de mandato, el actual presidente del Colegio de Málaga, Luque, debe ser un entusiasta de la paridad con retraso, porque ahora le preocupa al Colegio que aún preside.

Para añadir más carbón a este sainete, la estructura del Colegio no quiere dar explicaciones de ningún tipo.

Para entorpecer el proceso sólo pretende situar una sóla mesa electoral para los más de 9.000 médicos con derecho a voto. Por supuesto, sólo se les facilita a los médicos de Málaga capital el supuesto voto; no quieren sorpresas.

A la candidatura alternativa, ni agua

No han facilitado el censo de médicos a la candidatura alternativa de González-Chamorro, aunque ellos ya tienen el listado completo al que acceden desde el Colegio, y tienen la web oficial donde “informan” de manera monolítica con sus mensajes.

La papeleta de voto incluye el DNI para que se vea bien quién vota, eso del sufragio secreto no les va, así pueden señalar al “díscolo”.

En definitiva, quieren anular la candidatura de González-Chamorro, por si no la han torpedeado lo suficiente, con una norma de paridad en los equipos presentados que no está en los estatutos ni en las normas publicadas por la Junta Electoral.

Son estas prácticas de caciques lo que hace renunciar al voto de muchos médicos y médicas que contemplan este espectáculo. Una broma de mal gusto, sin duda.