Premios Fundamed

La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) destaca el papel de la Farmacia Hospitalaria  en el apoyo de pacientes oncológicos pediátricos y sus familias con motivo del día del Cáncer infantil, conmemorado el sábado 16 de febrero.

El trabajo realizado por los farmacéuticos especialistas es una cuestión que la secretaria de la SEFH, Cecilia Martínez, ha destacado tanto en referencia a la validación y elaboración de la quimioterapia para su administración en pacientes pediátricos, como en la dispensación de citostáticos orales y en las labores de información, así como el refuerzo de adherencia.

Martínez ha recordado que no se debe olvidar su papel “cada vez más clínico” tanto en equipos multidisciplinares de atención al paciente oncohematológico como en unidades del dolor o unidades de cuidados paliativos pediátricas.

Trabajo multidisplinar coordinado

El paciente pediátrico oncológico requiere de un trabajo multidisciplinar “coordinado”, según la farmacéutica especialista del Servicio de Farmacia del Hospital Niño Jesús de Madrid, Begoña Arce, quien considera que el papel del farmacéutico es “fundamental” para el clínico y para el paciente. El fin de esta actuación es garantizar la adherencia al tratamiento y lograr los objetivos terapéuticos.

De esta forma, la toma de decisiones en relación a los tratamientos y a la evaluación diaria del paciente es estrecha entre el farmacéutico especialista y el clínico. El objetivo es intervenir en la resolución de posibles efectos adversos y complicaciones asociadas al tratamiento.

La farmacéutica asegura que existe un programa de información al paciente pediátrico sobre quimioterapia oral, donde reciben información tanto oral como escrita relativa al tratamiento, como puede ser: los efectos adversos, las interacciones o la forma de administración.  De esta forma, es una medida establecida para “intentar resolver las dudas relacionadas con la medicación”, explica.

La Farmacia Hospitalaria también destaca en los casos en los que no existan fármacos comercializados adaptados a las necesidades de los pacientes pediátricos, donde los farmacétuciso se encargan de elaborar fórmulas orales que permitan su administración sin manipular la misma “aportando seguridad y comodidad al paciente”.

Apoyo y acompañamiento al paciente

La doctora Beatriz García, farmacéutica especialista del Servicio de farmacia del Hospital Vall d’Hebrón, asegura que en la unidad de paliativos pediátricos el objetivo principal es “apoyar a los niños con enfermedades complejas y avanzadas y acompañarlos en el final de su vida”.

En este sentido, la unidad multidisciplinar cuenta con pediatras, enfermeras, una psicóloga, un trabajador social y una farmacéutica, que velan por la “adecuación del tratamiento en cada momento de la enfermedad” y buscan “el máximo confort y bienestar para el paciente”.

Con el paciente oncohematológico pediátrico se trabaja dando soporte a la planta de hospitalización, al hospital de día para la administración de quimioterapia o la gestión de medicamentos en situaciones especiales, así como proporcionando información sobre cómo tomar los medicamentos a pacientes y sus padres y/o cuidadores, en la Unidad de Dispensación Ambulatoria Infantil.

Finalmente, desde esta Unidad se está trabajando en facilitar a las familias de un servicio de administración domiciliaria de diferentes tipos de medicamentos asociados tradicionalmente al entorno hospitalario. En estos casos, también ofrecen información específica en el caso de dispensar medicamentos considerados peligrosos en el domicilio, junto al material sanitario para su administración y la gestión de residuos.


Noticias relacionadas:

La SEFH impulsará la calidad en la información a los pacientes en los servicios de Farmacia

La inversión en farmacia hospitalaria alcanza los 4.800 millones hasta agosto

La SEFH desarrolla una metodología de evaluación que integra la visión de los pacientes