El grafeno, 200 veces más resistente que el acero y 5 veces más ligero que el aluminio, es el material que va a utilizar Ibrain Neuroelectronics -cofundada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) y en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona- para la creación de nuevas terapias. La compañía va a recibir 17,5 millones de euros del Consejo Europeo de Innovación (EIC). Inversión que le ha sido concedida a través de una financiación Accelerator.

La empresa tecnológica quiere decodificar las señales del cerebro para lograr terapias neurológicas inteligentes basadas en el grafeno que puedan tratar enfermedades como la epilepsia o el párkinson, ente otras. Esta compañía trabaja en el diseño de microdispositivos para implantarlos en el cerebro y que puedan servir en el tratamiento terapéutico de los pacientes.

El respaldo de la UE

“Tras el apoyo del programa europeo Graphene Flagship, que ayudó a madurar nuestra innovadora tecnología de grafeno, el respaldo de la convocatoria EIC demuestra el potencial de esta tecnología para revolucionar la neurotecnología y escalar a niveles en los que los pacientes europeos y de todo el mundo podrían beneficiarse para una variedad de trastornos relacionados con las neuronas”, afirma Carolina Aguilar, CEO de Inbrain Neuroelectronics

La financiación Accelerator del EIC proporcionará a Inbrain un importante apoyo financiero con una subvención de 2,5 millones de euros para costes de desarrollo de la innovación, así como una inversión directa en capital de hasta 15 millones de euros, gestionada por el Fondo EIC, para impulsar la primera plataforma de red cerebral inteligente de grafeno del mundo para su comercialización. Además, Inbrain recibirá asesoramiento, tutoría, acceso a inversores y empresas y otros servicios de aceleración empresarial como parte de la comunidad EIC.

“Estamos muy contentos de poder utilizar esta subvención para explotar todo el potencial de las propiedades únicas del grafeno como material ideal para interfaces neuronales”

Jurriaan Bakker Jose A. Garrido, directivos técnicos de Inbrain Neuroelectronics

Este tipo de ayudas apoya a las pequeñas y medianas empresas, en particular las empresas de nueva creación y a las derivadas (spin offs), para que desarrollen y amplíen innovaciones revolucionarias. Esta última convocatoria atrajo más de 1.000 solicitudes de toda Europa, en todos los sectores industriales, de las que 78 fueron seleccionadas para financiación.

Otros impulsos

Por otro lado, Inbrain Neuroelectronics recibió a principios de este año financiación adicional bajo el esquema del EIC Pathfinder Challenge para el desarrollo de terapias neuroelectrónicas mínimamente invasivas, en cooperación con un consorcio que incluye el ICN2, el Centro Interuniversitario de Microelectrónica (IMEC), Fraunhofer IZM, ETH Zurich, Nanoflex y el Centro Médico de la Universidad de Leiden.


También te puede interesar…