Premios BiC

La diabetes es un factor que se ha asociado con un aumento de la mortalidad relacionada con la COVID-19. Sin embargo, la relación entre otros factores de riesgo modificables, como la hiperglucemia y la obesidad, entre las personas con diabetes y la mayor mortalidad por COVID-19 no está del todo clara. Precisamente, un estudio realizado en Inglaterra y publicado en la revista ‘The Lancet’ evalúa las asociaciones entre los factores de riesgo y la mortalidad relacionada con COVID-19 en personas con diabetes tipo 1 y tipo 2.

Para ello, se hicieron con los registros de mortalidad del 2 de enero de 2017 al 11 de mayo de 2020 e identificaron las muertes semanales de personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 durante las primeras 19 semanas de 2020. Después, calcularon el cambio porcentual del número medio de muertes para las semanas correspondientes en 2017, 2018 y 2019. Así, se estudiaron las asociaciones entre factores de riesgo de mortalidad relacionada con COVID-19 en estas personas entre el 16 de febrero y el 11 de mayo de este año. Entre estos factores se incluyeron el sexo, la edad, la etnia, la privación socioeconómica, la insuficiencia renal, el IMC (índice de masa corporal), el tabaquismo o las comorbilidades cardiovasculares.

Aumento “drástico” de muertes

La primera observación fue que las muertes de personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 aumentaron “drásticamente durante la pandemia inicial de COVID-19 en Inglaterra”. Pero el aumento de la mortalidad por COVID-19 no solo se asoció con las complicaciones cardiovasculares y renales de la diabetes, sino también, de forma independiente, con el control glucémico y el IMC.

Además, se comprobó que las personas de edad avanzada y del sexo masculino que padecían diabetes del tipo 1 y 2tuvieron una mayor mortalidad relacionada con COVID-19. La economía también influye: a menor nivel socioeconómico, mayor mortalidad.

Asimismo, se extrae del estudio que, en la diabetes tipo 1, la mortalidad relacionada con COVID-19 fue significativamente más alta en personas de etnias negras y asiáticas que en las de etnia blanca; no hubo diferencias significativas para las personas de etnia mixta en comparación con las de etnia blanca. Y en la diabetes tipo 2, la mortalidad fue mucho mayor en personas de etnias negras, asiáticas y mixtas que en las de etnia blanca.

Hiperglucemia e IMC, riesgos añadidos

La hiperglucemia es uno de los factores de riesgo añadidos para las personas con diabetes, pues se ha asociado fuertemente con la muerte relacionada con COVID-19 después del ajuste por otros factores de riesgo. En personas con diabetes tipo 2, la mortalidad relacionada con COVID-19 fue significativamente mayor en aquellos con una HbA 1c de 59 mmol/mol (7 · 6 por ciento) o más alta que en aquellos con una HbA 1c de 48-53 mmol/mol, y el riesgo aumentó con el aumento de los niveles de HbA 1c para 59–74 mmol/mol y para 75–85 mmol/mol. 

En la diabetes tipo 2, la HbA 1c baja (menor a 48 mmol / mol) también se asoció con un aumento significativo de la mortalidad relacionada con COVID-19. Para la diabetes tipo 1, la dirección de la asociación para la HbA 1c baja fue la misma, aunque la diferencia no fue significativa. Para las personas con diabetes tipo 2, el gradiente de los HR entre la HbA 1c y la mortalidad relacionada con COVID-19 fue más pronunciado en los menores de 70 años.

Por otra parte, también se encontró relación entre la mortalidad por COVID-19 y el IMC. Para las personas con diabetes tipo 1 y 2, tener un mayor IMC, se asoció a un aumento del riesgo de muerte. Además, los HR asociados con la obesidad fueron significativamente mayores en las personas con menos de 70 años y en personas de etnias asiáticas y negras.


También te puede interesar…