Premios BiC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las enfermedades crónicas más prevalentes en adultos en España. Supone la cuarta causa de mortalidad a nivel mundial, pero las previsiones auguran que llegará a ser la tercera causa de muerte en 2030. Según los datos del EPISCAN II, la EPOC afecta a más del 10 por ciento de la población y el infradiagnóstico se sitúa cerca del 80 por ciento. A esta realidad se suma la crisis actual que está provocando el SARS-CoV-2. De hecho, esta patología representa es un factor de riesgo para estos pacientes en estos momentos.

El tratamiento de esta enfermedad está orientado al control y disminución de la sintomatología y a la disminución del riesgo de recaídas futuras, reduciendo la gravedad de las agudizaciones. Desde hace tiempo, los pacientes han tenido dificultades en el acceso de estas terapias por al visado. Sin embargo, la Comunidad de Madrid ha facilitado el proceso estos días en los que el coronavirus supone un riesgo añadido a los pacientes con enfermedades crónicas, como la EPOC.

Retirada de visados por el Covid-19

De este modo, Madrid informó que, durante 90 días y a partir del pasado 17 de marzo, renovaría de forma automatizada todas las recetas prescritas a los pacientes con enfermedad crónica. Esta medida, para Juan Manuel Ortiz, presidente de la Alianza General de Pacientes (AGP), se trata de “una buena noticia” para los pacientes.

La retirada del visado pretende evitar que la ciudadanía acuda a los centros de salud para “minimizar el riesgo” de transmisión del Covid-19. Sobre todo, el objetivo es que no se contagien los profesionales de Atención Primaria ni la población más vulnerable, como mayores y personas inmunodeprimidas.

Así, se consideran preautorizadas todas las prescripciones nuevas, así como las solicitudes de renovación de prescripciones crónicas. El Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Comunidad de Madrid (COFM) ya ha puesto esta información en conocimiento de sus cerca de 3.000 farmacias de la región.

Esta decisión afecta a todas aquellas prescripciones para personas con enfermedades crónicas que hayan caducado en los pasados 60 días o que se encuentren próximas a caducar. Los pacientes podrán acudir directamente a su farmacia para retirar la medicación prescrita que Sanidad carga automáticamente en su receta electrónica, es decir, a través de su tarjeta sanitaria.

¿Qué hay de la adherencia?

Además, la triple terapia en EPOC supone otra facilidad para los pacientes. Hasta ahora se disponía de combinaciones de LABA y corticoide, con lo que había que incorporar un segundo dispositivo que proporcionase el LAMA. Pero en la actualidad, la triple terapia en un único dispositivo ya es una realidad.

Entre sus beneficios, aparte de su eficacia demostrada, se encuentra la mejora de la adherencia de los pacientes más graves con riesgo de sufrir una agudización. Y el visado, hasta ahora, suponía un impedimento. “Siempre ha sido importante la adherencia al tratamiento, pero ahora lo es más”, asegura Pilar de Lucas, vocal del Comité Científico del Grupo OAT.

De Lucas recalca que es fundamental seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios… Y aún más en los tiempos que corren, con la expansión del brote de coronavirus amenazando la salud mundial. Además, los pacientes con enfermedades pulmonares crónicas pertenecen a los grupos con mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave por Covid-19.

La vocal del OAT considera que “el visado tiene poco sentido y, en todo caso, hay que ajustarlo a la ficha técnica”. Hace unos meses, De Lucas pedía a la Administración que realizara esfuerzos por facilitar el buen cumplimiento. Ahora, se ha dado un paso en esa dirección.

Además, la prescripción por separado de esa triple terapia tiene un precio más elevado que el del nuevo dispositivo. La vocal del OAT señalaba a GM que la triple terapia “también es coste-efectivo, ya que aplicar la triple combinación en los pacientes en los que está indicada, retrasa las exacerbaciones y disminuye los costes. Y utilizar el inhalador único resulta todavía más coste-efectivo porque es más barato que sumar las dos medicaciones que necesitaría por separado”.

Los efectos del visado en la EPOC

Los expertos llevan advirtiendo durante años de las trabas que supone el visado. El Ministerio de Sanidad recibió en el último año numerosas propuestas de distintas sociedades científicas para modificar el visado al que están sometidas las triples terapias cerradas para la EPOC. Entre ellas, están por un lado Semfyc, Semergen y SEMG y, por otro, la Sociedad Española de neumología y Cirugía Torácica (Separ).

José Luis López-Campos, neumólogo y coordinador del área de EPOC de Separ, explica que la limitación está “dificultando la prescripción de la triple terapia en un solo dispositivo de inhalación”.

El experto explica que la indicación en ficha técnica de esta triple terapia es “completamente distinta y opuesta al visado”. Y apunta que los médicos prescriben los fármacos según indicación de ficha técnica, pero el visado del Ministerio lo contradice.

Esto provoca también la inequidad entre comunidades autónomas. “Hay una variabilidad enorme entre comunidades, tanto por la misma interpretación del visado, como por las peculiaridades de cada comunidad”, asegura el neumólogo.

Por su parte, Javier Palicio, el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Pacientes y Enfermedades Respiratorias (Fenaer) también muestra indignación ante el visado. “Hemos dicho ya al Ministerio varias veces que el visado a esta triple terapia es la mayor ignominia, es un insulto al médico”, declaraba a Gaceta Médica.