Premios BiC

Como consecuencia de la rápida expansión del coronavirus (Covid-19), muchos laboratorios están explorando si los fármacos de los que disponen serían útiles en el abordaje de la enfermedad. Y es que, hasta el momento no hay recursos disponibles para prevenirlo o tratarlo directamente. Sin embargo, se abre una nueva vía para tratar una de las afecciones derivadas del coronavirus que más complicaciones desencadena: la neumonía.

El Consejo Estatal de China ha anunciado que el fosfato de cloroquina tendría una eficacia mayor que otros fármacos en la neumonía asociada al Covid-19. Este medicamento había sido utilizado en enfermedades como la malaria o la artritis, y ha demostrado una alta eficacia y seguridad en este nuevo uso.

Inclusión en las directrices de tratamiento

En los estudios in vitro que se han realizado, el fosfato de cloroquina demostró bloquear la infección por coronavirus cuando este tiene una baja concentración. Por ello, las autoridades chinas decidieron poner en marcha ensayos tanto con este compuesto como la hidroxicloroquina en la neumonía asociada al Covid-19. En concreto, este fármaco se testó en los hospitales chinos de Wuhan, Jingzhou, Guangzhou, Beijing, Shanghai, Chongqing, y Ningbo.

Este tratamiento ha sido aplicado hasta el momento en alrededor de 100 pacientes. Así, los datos han demostrado una eficacia mayor del fosfato de cloroquina al inhibir las exacerbaciones propias de esta neumonía. Estos resultados se han observado en las pruebas de imagen pulmonares.

Además, el tratamiento con este compuesto ha supuesto una reducción en el tiempo de la enfermedad. Las propiedades antivirales y antiinflamatorias son las que han demostrado un mayor potencial en el tratamiento del coronavirus.

Otra de las conclusiones positivas de estos estudios es que no se han registrado efectos adversos notables en pacientes tratados con fosfato de cloroquina. Dados todos estos resultados, expertos del Gobierno chino y las autoridades regulatorias han sugerido la inclusión de este fármaco en las directrices de tratamiento.