Premios BiC

Ante la posibilidad de una segunda oleada de Covid-19 el próximo otoño, los expertos insisten en la necesidad de evitar que coincida un nuevo pico con el de la gripe estacional. La vacunación en este sentido se alza como el ‘santo grial’.

Para ello, resulta imprescindible que todos los agentes del sector sanitario, desde su ámbito de actuación, contribuyan al máximo en este objetivo. También los profesionales de la farmacia comunitaria,  en primera línea en la atención a los pacientes.

Aumentar la cobertura de vacunación antigripal este año, dicen los profesionales, es una obligación, más que una necesidad. ¿Cómo conseguir alcanzar una cobertura del 80 por ciento? El esfuerzo común y una alianza entre profesiones es la respuesta.

Medicina, enfermería y farmacia son las tres profesiones que pueden liderar y reconducir este escenario.

Atención primaria es la gran piedra angular. El primer nivel asistencial, junto al resto de especialidades, apoyados en la enfermería están convencidos del trabajo que hay que hacer para alcanzar estos objetivos.

Además, asegura a esta publicación Amós García, presidente de la Asociación Española de Vacunología, que es importante aprovechar otros recursos sanitarios, como la farmacia comunitaria, para que desde la misma se recomiende la necesidad de la vacunación antigripal. “La farmacia debe actuar como elemento de difusión del mensaje de la vacunación en un momento como este, un discurso en positivo. Que actúen como educadores de la salud y refuercen el mensaje a las personas que acudan a la farmacia de que se tienen que vacunar en caso de que no lo hayan hecho”, asegura.

Este mayor protagonismo de las farmacias en las estrategias de vacunación también está claramente apoyado en España por los representantes de entidades médicas y ámbito político.

Ahora más que nunca nuestro país precisa de esa alianza que puede reinar en la nueva normalidad sanitaria.