Balance de una legislatura sanitaria en Andalucía

10876

Jesús Aguirre sabía que tenía una tarea difícil por delante cuando llego a la consejería de sanidad de la Junta de Andalucía. En diciembre de 2018 y tras las elecciones autonómicas llegó un nuevo Gobierno con una larga lista de compromisos electorales. Era hora de ponerse a trabajar sin demora. Lo cuenta en la entrevista con GM y reconoce que el reto ha sido mayor de los esperado.

Andalucía tenía un déficit estructural en su sanidad. Faltaban recursos y personal. Y aunque es un problema común a otras CC.AA. Andalucía se situaba en la parte baja de la tabla en comparación con otras CC.AA.

Aguirre era consciente de la necesidad de incrementar la inversión en sanidad, y de hacer reformas necesarias en el pasado y ahora urgentes.

“Jesus Aguirre ha gestionado con inteligencia la pandemia, y ha aprovechado la oportunidad de mejorar la sanidad de Andalucía”

Y vino la pandemia

A la larga lista de prioridades se sumó la pandemia que en 2020 colapsó durante un tiempo la asistencia sanitaria de todo el país.

Antes de la pandemia era preciso mejorar la continuidad asistencial, impulsar las estrategias de cáncer y de la salud mental y acabar con las faltas de suministros de medicamentos genéricos en Andalucía. Pero también asuntos como la equiparación salarial en enfermería necesitaban abordarse. Y nada de eso se ha dejado lado, muy al contrario.

Dicen los expertos en gestión que donde las personas ven problemas, los líderes ven oportunidades. Jesus Aguirre ha gestionado con inteligencia la pandemia, y ha aprovechado la oportunidad de mejorar la sanidad de Andalucía.

Lejos de apostar sólo por hospitales de campaña efímeros, ha preferido habilitar y dotar de nuevos centros que ya están al servicio de los andaluces. Si ha sido bueno o malo lo decidirán los ciudadnos en las elecciones del próximo 19 de junio. Y sabremos si la sanidad y la salud están entre las prioridades de la sociedad andaluza.

Confianza en su gestión

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, confía en Jesús Aguirre para encabezar la lista al Parlamento de Andalucía por la provincia de Córdoba en las próximas elecciones del 19 de junio. También ha situado el presidente Moreno a otros consejeros como cabeza de lista de sus provincias.

Pero todos sabemos que la sanidad ha estado en el centro de la atención de manera intensiva durante más de la mitad de la legislatura.

Las cifras de Andalucía en sanidad

La Comunidad con más población del país contaba con 95.000 trabajadores en plantilla y en algo más de 3 años y medio la plantilla alcanza los 125.000, un crecimiento de alrededor del 30% inverosímil hasta ahora.

Se ha pasado de 1 de cada 2 plazas en propiedad a 2 de cada 3 plazas en la actualidad. Como dice el consejero Aguirre “aún queda mucho por hacer” sin duda, pero el avance está ahí.

La inversión en infraestructuras y sanidad, ha permitido pasar del 6,1% de inversión vs el PIB andaluz al 7% en 2022.

Para el consejero, allí donde hay una decisión se piensa en los pacientes, y el enfoque de la humanización le resulta esencial. La digitalización debe acompañarse de un especial cuidado en el trato y la cercanía. En esta línea, se han puesto en marcha centros de atención telefónica y sistemas de videoconferencia que facilitan la asistencia y las gestiones administrativas, y complementan la atención sanitaria.

Prioridades de la sociedad: cáncer y salud mental

La recién aprobada Estrategia de salud mental en el CISNS va a tener su impulso en Andalucía, asegura el consejero. Para el consejero la salud mental está en el listado de problemas sobrevenidos de la pandemia que hay que abordar como prioritarios.

Plan integral de Oncología

Respecto al cáncer, quiere una Andalucía que ocupe el lugar que le corresponde en investigación clínica en cáncer. Para eso es preciso reforzar los acuerdos con las compañías investigadoras como hacen otras CC.AA. como Madrid, Cataluña, la Comunidad Valenciana o Galicia. Porque España es país líder en investigación en oncología, y Andalucía, con casi 9 millones de habitantes (incluyendo los no censados que viven en la CC.AA.), es crucial para este liderazgo la aportación de la comunidad con más población.

El Plan Integral de Oncología de Andalucía contempla la innovación, los biomarcadores o la medicina de precisión, que el consejero detalla. El cáncer es una prioridad por “incidencia y prevalencia” y es necesario que la investigación y la colaboración con las compañías innovadoras siga progresando en tierras andaluzas, asegura el consejero a GM.