Premios BiC
francisco rosa Madrid | miércoles, 10 de septiembre de 2014 h |

El Ministerio de Sanidad confirmó durante el mes de agosto la financiación de la vacuna de Novartis para la prevención del meningococo B, aunque por el momento su uso ha quedado restringido al ámbito hospitalario y para aquellos supuestos de alto riesgo, como son los asociados a déficit de complemento, los que se pueden derivar de la asplenia congénita o la eliminación del bazo, así como las personas que trabajan en laboratorios donde circula el virus o en caso de brote, según confirmó Teresa Hernández-Sampelayo, del Comité de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría.

Concretamente, ha sido este organismo el que ha solicitado, junto a Novartis, una reconsideración de la postura adoptada, dado que se trata de una opción terapéutica que viene a actuar contra un serogrupo para el que no existían opciones terapéuticas y que es además el más prevalente en España. Por este motivo, la ven como “candidata para entrar en calendario vacunal”. En caso contrario, lo mínimo aceptable sería, dicen, “posibilitar su adquisición por venta libre en oficinas de farmacia, como han hecho otros países europeos”, para al menos conseguir una mayor inmunización y así conseguir reducir los riesgos de contagio.