Premios Fundamed

Informe/ El documento aconseja remunerar a los profesionales según su contribución a los objetivos del centro

br

PricewaterhouseCoopers recoge en un documento las valoraciones de una veintena de especialistas

Propone la creación de un observatorio que mida los resultados de modelos de colaboración público-privado

| 2010-03-12T16:18:00+01:00 h |

ESther Martín del Campo

Madrid

A falta de recetas mágicas que permitan al Sistema Nacional de Salud resolver sus problemas de sostenibilidad y mientras ministerio y comunidades perfilan las medidas que adoptarán en el Consejo Interterritorial monográfico que, probablemente, se celebrará el próximo 18 de marzo, la consultora PricewaterhouseCoopers acaba de publicar un informe que pone sobre la mesa 15 claves para el equilibrio. Se trata de las aportaciones de una veintena de personalidades y expertos del sector, moderados por los ex ministros de Sanidad y Consumo Ana Pastor y Julián García Vargas, entre los que también figuran la consejera gallega, Pilar Farjas, el director del Instituto de Salud Carlos III, José Jerónimo Navas, o el presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Sendín. Éstas son sus propuestas.

Retribución por desempeño

El informe apunta que el sistema retributivo debe avanzar hacia el modelo de pago por desempeño, en el que los profesionales son remunerados según su grado de contribución a los resultados de la organización sanitaria, teniendo en cuenta criterios de evaluación, médicas de buena práctica y calidad clínica. Este sistema, no obstante, requiere un cambio cultural importante en médicos, gestores y autoridades sanitarias, así como cambios normativos, presupuestarios y en el modelo de atención.

Una primaria renovada

Hay que avanzar en la descentralización del modelo de AP y proporcionar mayor autonomía a los profesionales, así como dotar de recursos al primer nivel asistencial y analizar la eficiencia de incorporar nuevos servicios a su cartera, como pruebas diagnósticas.

Marco estratégico del SNS

El documento plantea el desarrollo de un marco estratégico común para el SNS que contemple aspectos como la calidad o el nivel de salud (siguiendo el modelo de dos iniciativas norteamericanas), la formación y movilidad de los profesionales, el impulso al desarrollo de empresas farmacéuticas y tecnologías médicas, o el papel del sistema en la innovación y evaluación de tecnologías.

Revisar la financiación

Aunque incorpora mejoras, el nuevo modelo de financiación autonómica sigue sin ser finalista respecto a la sanidad. Los expertos consideran que, tarde o temprano, será imprescindible replantearlo.

Público y privado

Es preciso definir un modelo de evaluación integral de las fórmulas de colaboración público-privado. El documento propone la creación de un observatorio de este tipo de iniciativas, quizá en el Consejo Interterritorial, que facilite el intercambio de experiencias y pueda servir de consultoría a las administraciones que quieran avanzar en esta línea. Frente a la polémica, se ha de responder con transparencia y resultados.

Recursos para prevención

El esfuerzo preventivo del sistema sanitario español resulta insuficiente, ronda el 1,4 por ciento del gasto sanitario frente al 3,1 de la media de la OCDE. El papel de las empresas y la educación para la salud cobra importancia y exige realizar reformas en el modelo organizativo y cultural del sistema sanitario, según los expertos.

Pacientes más responsables

Abogan por una mayor corresponsabilización del paciente, en el uso de los servicios y el cuidado de la salud, a través del diseño de diferentes estrategias.

Los crónicos, el eje central

Se precisa una transformación cultural y organizativa que contemple el diseño e implantación de procesos asistenciales transversales orientados a los enfermos crónicos. Como consecuencia, también es preciso replantear el rol de la enfermería.

Una interoperabilidad real

La integración de los sistemas de información asistencial entre las comunidades autónomas supone un gran reto. En la práctica, existen ‘17 islas’ de información basadas en distintos proyectos. Sólo será posible con el compromiso y la colaboración de las regiones y la adopción de estándares comunes.

El peso de Muface

El informe apunta que la infrafinanciación del modelo Muface puede alterar el ecosistema sanitario privado y afectar al sistema público, que podría tener dificultades para absorber la demanda del colectivo asegurado por esta vía. La desaparición de este modelo podría suponer el cierre de muchos centros privados.

Ahorrar comparando

Consideran que existen posibilidades de potencial ahorro, lo que exige mejorar la coordinación, aumentar la productividad de los profesionales y reducir el exceso de frecuentación. Para ello, se plantea el desarrollo de un modelo nacional que pueda comparar la eficiencia de las comunidades.

Incentivos a la industria

El documento propone la creación de un plan de impulso a las industrias farmacéuticas y de tecnologías médicas. Además, plantea la necesidad de agilizar los procesos administrativos para generar innovación e incentivarla. Sugieren una alianza estratégica entre la administración y la industria sanitaria.

Fármacos de alto coste

Los expertos subrayan la necesidad de introducir en nuestro país la evaluación económica de tecnologías que serán financiadas con fondos públicos. Proponen el desarrollo de acuerdos en el CI para adoptar mecanismos de riesgo compartido entre la industria y la administración.

I+D pública y privada

Los especialistas plantean la importancia de elaborar un documento marco para promover la colaboración público privada para fortalecer la investigación sanitaria en un momento de restricciones presupuestarias.

El valor de las redes sociales

El desarrollo de las redes sociales supone un cambio a todos los niveles y una oportunidad que no se puede desaprovechar. El paciente, más informado, tiene nuevas expectativas. Las redes constituyen una nueva vía para la educación de la salud y un foro valioso para el intercambio de experiencias entre profesionales.