Premios BiC
neumologia/ Ha demostrado un buen perfil de eficacia y seguridad

br

O.G. Barcelona | jueves, 31 de octubre de 2013 h |

En el marco del 35º Congreso Nacional de Semergen, que tuvo lugar en Barcelona, se celebró el simposio ‘Una perspectiva diferente ante la EPOC’, en el que los ponentes pusieron de relieve la utilidad del bromuro de aclidinio, nuevo agente antimuscarínico de acción prolongada indicado para el tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Alexandre Balsa, médico de familia del CAP Vila Olímpica (Barcelona), dedicó su intervención a las características de los pacientes con esta enfermedad, muy prevalente y con gran impacto en la calidad de vida de quienes la sufren. Como síntomas más frecuentes, citó la disnea, la tos y la expectoración, destacando que son más habituales en el momento de levantarse, mejoran durante la mañana y vuelven a aumentar a lo largo del día.

La Iniciativa GOLD recomienda el uso de los agentes antimuscarínicos de acción prolongada en un amplio abanico de pacientes con EPOC. Así empezó su ponencia José Luis López-Campos, neumólogo del Hospital Virgen de Rocío (Sevilla), que subrayó que la necesidad de nuevos fármacos viene determinada, sobre todo, por la variabilidad que muestran los pacientes respecto a su presentación clínica y a la respuesta a los tratamientos.

Según López-Campos, cada broncodilatador puede mejorar la función pulmonar de forma diferente a cada paciente. Por eso consideró importante disponer de diferentes fármacos para buscar el que pueda ser mejor para cada individuo. Los resultados de varios estudios que presentó este especialista demuestran que el aclidinio mejora la función pulmonar de los afectados por EPOC tanto a corto como a largo plazo, los síntomas principales —disnea, tos, expectoración, sibilancias—, tanto por la noche como por la mañana, aumenta la capacidad de ejercicio de los afectados e incrementa la calidad de vida, valorada con el cuestionario respiratorio de St. George.

Los estudios también demuestran que el nuevo fármaco reduce las exacerbaciones, un aspecto importante teniendo en cuenta que las hospitalizaciones por esta causa representan el 58 por ciento de los costes atribuidos a la EPOC.

Los especialistas concluyeron que aclidinio ha mostrado en ensayos clínicos un buen perfil de eficacia y seguridad en pacientes con EPOC, con un impacto positivo sobre los tres ejes que destaca la Iniciativa GOLD: función pulmonar, síntomas y exacerbaciones.

En el estand de Almirall unos grandes pulmones mecánicos mostraban una simulación de cómo es la respiración de una persona sana, de un paciente con EPOC y cómo esta última mejora después de haber recibido tratamiento con el nuevo broncodilatador aclidinio. Además de la eficacia del medicamento en diferentes tipos de pacientes, probada en los ensayos clínicos, José Luis López-Campos destacó que los nuevos medicamentos inhalados comportan la aparición de nuevos dispositivos más eficaces, como es el caso de Genuair, que ha demostrado ser un dispositivo adecuado tanto por los médicos —que pueden comprobar si los enfermos están recibiendo las dosis correctas— como por los pacientes, que valoran positivamente su comodidad y simplicidad de uso.