Premios BiC
J. V. Granada | viernes, 04 de noviembre de 2016 h |

Todos los asistentes al encuentro se mostraron de acuerdo en que disponer de un registro de pacientes con EM es fundamental.

“Es lo que todos estamos buscando, ya que a la hora de la verdad no tenemos uno fiable. Sería muy importante saber cómo hacer el mapa de la EM aunque sea a nivel de comunidades autónomas”, destacó Quintero, para a continuación precisar que la eHealth tiene un papel clave en este sentido y que puede ayudar “de manera importante” a conseguir este objetivo.

Al respecto, Fernández informó de que a partir de enero estará disponible un registro nacional que se ha realizado entre la SEN y el Instituto de Salud Carlos III, junto con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). “Es muy interesante desde el punto de vista de la farmacia, porque la Agencia se encargará de revisar que el registro esté bien hecho y seguro que lo estará”, declaró.

Los participantes también insistieron que quedan otros asuntos sobre los que trabajar y para los que la eHealth puede aportar soluciones. Se refirieron así al problema de las inequidades entre autonomías e incluso entre hospitales de la misma provincia.

En esta línea, Quintero aseguró que el Sistema Andaluz de Salud trabaja para poner freno al problema de la inequidad. Algo con lo que discrepó la directora de la Escuela de Pacientes de Andalucía, quien matizó que “la variabilidad y diferencia de acceso a servicios y acciones eficaces sigue siendo un reto”.

Aunque Fernández se mostró satisfecho con la situación que tiene Andalucía, reconoció que la falta de compatibilidad de sistemas electrónicos entre regiones ponen de manifiesto la falta de equidad que sigue existiendo. “Estamos satifechos sí, pero se puede mejorar”, aseguró, al tiempo que puso sobre la mesa una experiencia que se realiza en Canarias.

Se refirió así a un programa validado que permite trabajar en una ciudad y pasar consulta online en otra. Está el caso de una especialista “que trabaja en Tenerife y pasa consulta en La Gomera. El programa está validado para que pueda hacer así la consulta y que esta sea válida”, explicó el facultativo.

Big data

En este contexto, la pregunta que no pudo faltar es si el big data podría ser una pieza esencial para que los pacientes adquieran un mayor conocimiento de su enfermedad.

Prieto aseguró que en este momento de desarrollo de sistemas tecnológicos y nuevas aplicaciones, “hay que tener en cuenta la dimensión de la enfermedad, la historia de salud del paciente”. Esto ha de ser así, porque la patología está presente 24 horas al día, 365 días al año. “Las app móviles permiten registrar cosas que suceden en el día a día del paciente fuera del SNS. Lo bueno sería que los profesionales pudiesen tener esa información en cuenta cuando el paciente va a la consulta unos meses después”, declaró.

A su vez, Ayuga reiteró que lo que se busca es más información, datos, registros, etc., que puedan ser vistos de manera global, porque ayudarán a “predecir problemas que puedan surgir en torno a la enfermedad”. Por eso, “hay que alimentar al big data”, sugirió el gerente médico.

En este contexto, los asistentes reiteraron el ahorro de costes económicos que puede suponer la incorporación de la eHealth a la práctica clínica diaria. Eso sí, también advirtieron de que para mantener un SNS sostenible se debe hacer un cambio de paradigma y, como indicó Bravo, no olvidar que se habla de costes en salud pero, aparte, ha de hablarse de costes sanitarios, en donde hay que contemplar los costes directos e indirectos.

Para concluir, March destacó que se debe trabajar la complementariedad entre profesionales y pacientes, apoyó la idea de recetar links a webs apropiadas y recordar que los pacientes tienen un papel importante en todo este proceso.


La eHealth puede ayudar a conformar el mapa de la EM aunque sea a nivel de comunidades autónomas



Las app de salud y las TIC pueden ser una opción útil para poner fin a las inequidades