2024, el año de los pacientes, las personas y los profesionales

Por Cecilia Martínez, presidenta de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH)

143

Arrancamos un nuevo año, que estamos seguros estará lleno de proyectos e iniciativas, como lo estuvo el año 2023, de interés para el colectivo sanitario y los pacientes. Han sido 12 meses apasionantes que han servido de impulso para otro nuevo año que llega con muchos desafíos por delante.

Si echamos ligeramente la vista atrás, a este último periodo, cabe destacar el proyecto 2023 +SOStenible que ha permitido a la Farmacia Hospitalaria mostrar iniciativas sencillas y de fácil implantación a través de las cuales nuestro colectivo puede ir contribuyendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. En este sentido, este crecimiento visible en cuanto a valores y compromiso con la sociedad ha reforzado el avance de nuestro particular plan 2030.

Quisimos por fin desarrollar, además, en el año 2023 una iniciativa contemplada en el plan estratégico, con una orientación clave de ayuda a países en vías de desarrollo. En ese sentido, la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) puso en marcha, por vez primera, unas becas de cooperación internacional de manera que distintos Farmacéuticos Hospitalarios de nuestra geografía pudieran aportar su experiencia dentro de proyectos farmacéuticos de ayuda en Etiopía y el Chad.

Además, no podríamos finalizar este breve repaso al año pasado sin citar dos hitos clave como la presentación formal de nuestra Escuela de Pacientes, que entrará en funcionamiento activo para su utilización por parte de servicios de farmacia y pacientes en 2024, y la consecución por parte del órgano oficial de comunicación científica de la Sociedad, la revista Farmacia Hospitalaria, por primera vez del factor de impacto de Journal Citation Report, lo cual la ubica en el grupo de élite de revistas de difusión científica a nivel internacional.

Estamos viviendo una época de desarrollos normativos de primer nivel en aspectos relacionados con los medicamentos y los productos sanitarios, tanto a nivel nacional como internacional; desarrollos que marcarán la política sanitaria en los próximos años, por lo que desde el punto de vista de la Farmacia Hospitalaria, queremos seguir contribuyendo a la mejora en la toma de decisiones en relación al uso racional de los medicamentos, a través de los amplísimos conocimientos de gran parte de los profesionales que integran nuestra sociedad, y al proceso de evaluación de medicamentos. En ese sentido, y con la mejor de las voluntades, la SEFH presentó al Ministerio de Sanidad sus propuestas en la fase de consulta pública de la normativa en desarrollo relacionada con la evaluación de tecnologías sanitarias, y esperamos poder aportar expertos externos al proceso de desarrollo e implementación del HTAR en sus fases iniciales.

“A nivel nacional y regional queremos afianzar el modelo de atención no presencial, con la incorporación al proceso de dispensación de medicamentos de tecnologías de la información y la comunicación”

Tras este apasionante 2023, seguimos con nuevas prioridades y retos a todos los niveles para el nuevo año 2024. A nivel nacional y regional, queremos afianzar el modelo de atención no presencial, con la incorporación al proceso de dispensación de medicamentos de la aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación. Con esto queremos garantizar que la farmacia hospitalaria pueda llevar a cabo las funciones marcadas normativamente como de su responsabilidad, es decir, para llevar a cabo una atención y seguimiento farmacoterapéutico óptimos en favor de la obtención de los mejores resultados garantizando la mayor eficiencia, al tiempo que se procede a, en determinadas condiciones, acercar la medicación al paciente.

Todo lo expuesto hasta este punto, esta visión macro del entorno y contexto normativo y asistencial en el que nos movemos, coexiste como no podía ser de otra manera con las líneas marcadas por la SEFH dentro de su proyecto estratégico para los próximos años, siendo 2024 el pistoletazo de salida para el desarrollo de los proyectos enfocados a tres de nuestros pilares: los pacientes, las personas y la profesión.

La línea de los pacientes, como hemos adelantado previamente, es sin duda nuestra gran apuesta. Tras la presentación de 2023, arrancará y se visibilizará este año a través de la Escuela de Pacientes de la SEFH. Se pondrán en marcha proyectos que permitirán, por una parte, escuchar la voz del paciente, a través del desarrollo de actividades conjuntas que den respuesta a sus demandas; y por otra, a desarrollar aquellas actividades formativas que mejor les ayuden en función de sus necesidades. Por supuesto, sin olvidar que el farmacéutico de hospital debe contribuir, como un elemento sanitario más dentro de la profesión farmacéutica, en su ámbito y más allá, a trasladar aspectos de educación sanitaria general, relacionada con los medicamentos.

En cuanto a las personas trabajaremos en el desarrollo de proyectos que cumplan con el objetivo de cuidar de quienes conformamos las plantillas de farmacéuticos especialistas o en formación. Debemos ayudar al mejor desempeño profesional potenciando las capacidades individuales, junto con una formación en digitalización y utilización de tecnologías de la información y herramientas de tecnología generativa, así como potenciando y mejorando el bienestar personal de los farmacéuticos de hospital.

Por último, en la línea de la profesión, muchos son los proyectos y los objetivos a priorizar, pero, sin duda, seguiremos buscando el establecimiento de alianzas y el fortalecimiento del valor estratégico de la Farmacia Hospitalaria; trabajaremos en un avance profesional homogéneo, a través de estrategias comunes de crecimiento profesional, la mejora organizativa así como el crecimiento de las distintas áreas dentro de los servicios, como la potenciación de la elaboración centralizada de fármacos desde los servicios de farmacia, o la aplicación de la farmacocinética clínica, así como de la farmacogenética y farmacogenómica para optimización farmacoterapéutica en un contexto como el actual; y como no podía ser de otra manera, el fortalecimiento de nuestro órgano oficial de difusión científica, la revista Farmacia Hospitalaria.