Premios BiC
Sandra Pulido Madrid | viernes, 02 de febrero de 2018 h |

El Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría (AEP) publicó hace unas semanas la actualización sobre recomendaciones de vacunación para niños y adolescentes residentes en España para este año.

Francisco Álvarez, pediatra y secretario del CAV, explica a GACETA MÉDICA las líneas generales del nuevo calendario y las perspectivas de futuro.

Pregunta. Es la primera vez que se recomienda la vacuna del papiloma humano (VPH) para los varones ¿por qué es importante?

Respuesta. El año pasado ya habíamos dicho que había que informar sobre esa vacuna pero ya queremos que se recomiende a los varones porque el papiloma es un virus que está relacionado con muchos cánceres y no solamente en la mujer, sino en el hombre. De hecho, en Europa, una tercera parte de los cánceres relacionados con el virus del papiloma afectan a los hombres. Son, sobre todo, el cáncer de pene, de ano, y el cáncer orofaríngeo, el cáncer de garganta. Hay que recomendar esta vacuna porque queremos que los resultados tan buenos que hemos tenido en la mujer desde hace 11 se repitan en los varones. Estos resultados se verán a largo plazo, porque estos cánceres aparecen entre los 20 y los 40 años entonces vamos a tardar 20 años en ver los resultados.

P. ¿Se han solucionado los problemas de abastecimiento de la vacuna contra el meningococo B?

R. Si esta situación no está solucionada del todo, casi del todo. Nos han asegurado que el suministro ya está más o menos restablecido. No es tan fácil como con otras vacunas no financiadas, como por ejemplo la del rotavirus, que vas a la farmacia y lo encuentras y si no la encargas y por la tarde lo tienes. A lo mejor con la del meningococo el farmacéutico tarda en encontrártela una semana pero ya no son los seis u ocho meses que tardaba antes. Así que parece que se está normalizando el suministro de la vacuna.

P. ¿Está previsto que la vacuna del rotavirus llegue a ser financiada en alguna comunidad autónoma?

R. Es una cosa que nunca entendimos ni entenderemos. Porque una de las razones para introducir una vacuna en el calendario financiado es que reduzca los costes. Y esta vacuna tiene miles de estudios hechos, no solo en otros países sino en nuestro propios país, donde se ha calculado que podría ahorrar 28 millones de euros al Sistema Nacional de Salud, evitar los días perdidos de los padres, las hospitalizaciones de los niños… A pesar de que tienen conocimiento de esto, no hay informes del ministerio ni de las conserjerías sobre la vacuna. Y desde luego no está previsto, que sepamos, que se financie ni ahora ni en el futuro. Con otras vacunas dicen: “es que es muy cara es que no sabemos si va a reducir los costes a la administración…” pero con esta vacuna hay tantos trabajos publicados que dicen que ahorra dinero que no se entiende muy bien por qué todavía que no está en el calendario. Así que tendremos que seguir recomendándola.

P. ¿Y qué tipos de fórmulas pueden funcionar para que las familias tengan acceso tanto a esa vacuna como a la del meningococo?

R. Esto se lleva ya solicitando desde hace uno años… Y lo mismo que cuando aparece un medicamento nuevo para la diabetes lo financian a través de las recetas de la seguridad social se podría utilizar el mismo mecanismo para las vacunas. Sería mucho más igualitario que de la otra forma porque el que no tiene dinero no va a pagar nada para la vacuna y el que lo tiene pues va a tener un ahorro de un 40 por ciento. Pero parece ser que para las vacunas esto no se contempla.

P. ¿Hay actualmente alguna vacuna en desarrollo?

R. Sí, la que más nos interesa actualmente es la vacuna del virus respiratorio sincitial que es el que produce bronquiolitis en los niños y que ocasionan tantos ingresos. Ahora están en investigación varias vacunas y una de ella es esta sobre todo para aplicar a la mujer embarazada. Va ahorrar mucho dinero porque no va haber ingresos hospitalarios. No sabemos si va a salir en 2019 pero, si no, para el siguiente.