Premios BiC

En una gala atípica pero necesaria, tanto el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, como el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quisieron reconocer la labor, profesionalidad y ejemplaridad de los premiados. Según el consejero, en esta decimonovena edición era muy importante elogiar todo el trabajo diario que realizan empresas, fundaciones, profesionales o sociedades científicas para mejorar la calidad de vida de las personas.

Si bien esta pandemia de COVID-19 ha alterado la forma en la que se celebró, lo que sí ha permanecido intacto ha sido el fondo y la esencia de estos galardones de referencia.

De nuevo, los protagonistas fueron los médicos, representados por Pilar Garrido, vicepresidenta de Facme; los farmacéuticos, cuya voz fue Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF); los enfermeros, que tuvieron dos portavoces: Florentino Pérez, presidente del Consejo General de Enfermería, y Manuel Cascos, presidente de Satse; y la industria, cuyo representante fue Martín Sellés, presidente de Farmaindustria. Estos cuatro colectivos recibieron el Premio Especial Profesionales Sanitarios 2020.

En definitiva, unos “merecidos galardones”, necesarios en estos momentos. Si bien, como aseguró Illa, junto a ellos, el mejor homenaje que se puede hacer al conjunto del sistema es el comportamiento individual acorde a las circunstancias. Pues, recordó, “el virus sigue circulando entre nosotros”.

Facme, la voz de los profesionales sanitarios

Pilar Garrido, vicepresidenta de Facme

”Para mí es un honor recoger este premio, porque se otorga a la labor realizada por los profesionales sanitarios durante la pandemia”. Con estas palabras expresaba Pilar Garrido su agradecimiento al colectivo sanitario. También aprovechó para mostrar sus condolencias a todos los fallecidos por COVID-19, en especial a los sanitarios que “dieron su vida en un acto de servicio”. Además, la vicepresidenta de Facme reivindicó el papel de esta federación, “la voz de miles de profesionales”, como “aglutinador” del conocimiento de las sociedades científicas para “prevenir lo que pueda ocurrir y hacer las cosas mejor en un futuro”. Y es que “todos hemos sufrido la pandemia en mayor o menor grado”, por lo que resulta imprescindible “aprender de lo que hemos vivido”.

Los enfermeros, dique de contención de la crisis

A la izq, Florentino Pérez, presidente del Consejo General de Enfermería. A la dcha, Manuel Cascos, presidente de Satse

La pandemia ha sacado a la luz la integridad del colectivo de enfermería, dando un “ejemplo de vocación, valentía y compromiso”, aseguró Florentino Pérez. Enfermeros y enfermeras han estado “al pie del cañón”, exponiéndose al virus y poniendo en peligro sus vidas y las de sus propias familias. De hecho, quiso recordar que “tenemos récord de profesionales contagiados”. Ante esta situación, tanto Pérez como Manuel Cascos han agradecido la labor de unos profesionales “que están en primera línea de la asistencia y que lideran los cuidados de nuestros centros sanitarios y hospitales”. Para Cascos, han sido “el dique de contención en esta crisis sanitaria”. Y es por eso que se enorgulleció de que Fundamed, “que siempre se preocupa por el devenir de los enfermeros de nuestro país”, haga este reconocimiento expreso.

Evitar desabastecimientos, el necesario papel de la industria

Martín Sellés, presidente de Farmaindustria

Martín Sellés recogió el premio en representación a la industria, pero sin olvidar a los profesionales sanitarios. Por ello comenzó su discurso agradeciéndoles el ejemplo que han dado estos meses. “Son la gran fortaleza de nuestro sistema público sanitario”. Y, por supuesto, ensalzó la labor de las 150 compañías farmacéuticas que integran Farmaindustria, lo que se traduce en más de 42.000 profesionales “que se han dejado la piel para que los 25 millones de españoles que todos los días toman medicamentos, pudieran tenerlos”. Evitar desabastecimientos era fundamental para no provocar un colapso mayor en los hospitales.

Los farmacéuticos, un refugio de confianza para la población

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos

Para Jesús Aguilar, el galardón a la profesión farmacéutica es un reconocimiento que “hace justicia” a la gran labor que han desarrollado los 74.000 farmacéuticos colegiados tanto en los hospitales como en la industria farmacéutica, los laboratorios, la investigación, la salud pública y, por supuesto, en las más de 22.000 oficinas de farmacia. Durante la crisis han sido un “refugio de confianza para toda la población” y se han mostrado cercanos y accesibles para los ciudadanos. Además, al igual que los sanitarios, los profesionales farmacéuticos también han estado en primera línea, “garantizando el acceso a los medicamentos en condiciones de equidad, calidad y seguridad, y siendo aliados de los pacientes más vulnerables”, destacó el presidente del CGCOF. “La farmacia ha demostrado su gran capacidad sanitaria”.