“Tratamos de enseñar a razonar y practicar una medicina científica”

Entrevista a Alfonso Delgado, Pediatra y autor del libro ‘Pediatría clínica: la Pediatría a través de Casos Clínicos’

76
Alfonso Delgado Rubio, presidente de la Asociación de pediatria Española.
Presidente de la Asociación de pediatria Española, Alfonso Delgado Rubio.

Conocer la pediatría a través de casos de la práctica clínica. Esta es la premisa bajo la que el pediatra Alfonso Delgado publica online ‘Pediatría clínica: la Pediatría a través de Casos Clínicos’. En cinco volúmenes, el experto recopila algunos de los casos que cree que pueden ser de más utilidad para estudiantes y profesionales.

Pregunta. ¿Qué objetivo perseguía con estas publicaciones?
Respuesta. El libro tiene por objetivo presentar más de 200 Casos Clínicos, de las distintas especialidades pediátricas atendidas personalmente en los distintos centros hospitalarios españoles y extranjeros donde he tenido el privilegio de trabajar, a lo largo de mi dilatada vida profesional. Se trata de llegar al diagnóstico a través de la información que nos proporciona el paciente o su familia, en caso de los niños pequeños, que constituye la realidad clínica diaria
P. ¿Cómo surgió la idea de plasmar todas estas vivencias en un libro?
R. La idea de plasmar estas vivencias en un libro surge de reivindicar la historia clínica y la exploración física como las herramientas más útiles y eficaces, para llegar a una aproximación diagnostica que nos permita solicitar de forma razonada y razonable la petición de exámenes complementarios orientados a plantear un amplio diagnostico diferencial y llegar finalmente a un diagnostico definitivo. Es decir, ayudar a razonar delante de la realidad del paciente concreto.
P. ¿A qué público están dirigidas estas publicaciones?
R. Este libro está dirigido a los estudiantes de Medicina, a los licenciados que preparan el MIR, a los Residentes de Pediatría y obviamente a los Pediatras hospitalarios y extrahospitalarios así como a los Médicos de Familia que asisten a la población infanto-juvenil. También es de gran utilidad a los médicos del adulto, porque muchas de las entidades presentadas se observan en estas edades.
P. ¿En qué se ha basado para seleccionar los casos incluidos?
R. Hemos tratado de recoger Casos Clínicos de todas las especialidades pediátricas. Tanto procesos muy frecuentes, como otros que lo son menos e incluso “enfermedades raras”.


“Durante mis 50 años dedicados a la Medicina, he visto enormes progresos diagnósticos y terapéuticos en las distintas especialidades médicas”


P. ¿Qué aporta este libro al explicar la pediatría con casos concretos?
R. Este libro aporta la originalidad de estudiar la Pediatría, no a través de los tratados convencionales, sino de lo que nos cuenta el paciente y a partir de ese momento con una anamnesis completa y una exploración física exhaustiva nos aproximamos al diagnostico. Tratamos de enseñar a razonar y practicar una medicina científica, huyendo de la medicina defensiva, realizando los exámenes complementarios y las pruebas de laboratorio, radiológicas, etc. que sean necesarias, evitando consumir recursos innecesarios y molestando lo menos posible al enfermo. Lo que hoy se conoce como la “slow medicine”. La acogida del libro está siendo extraordinaria entre los estudiantes y profesionales desde que se puso online en Amazon. De hecho en este momento está próxima a su edición en papel en Brasil, por el interés que ha despertado en este gran país, siendo el coordinador de la edición en portugués el profesor Mario Santoro Jr., un referente de la Pediatría iberoamericana.
P. ¿Cree que ha cambiado mucho la manera de ejercer la pediatría durante el transcurso de las últimas décadas?
R. Durante mis 50 años dedicados a la Medicina, he visto enormes progresos diagnósticos y terapéuticos en las distintas especialidades médicas y obviamente en la Pediatría. Me preocupa que las nuevas generaciones piensen más en la enfermedad que en el enfermo y que los médicos jóvenes estén obsesionados e incluso convencidos que van a llegar a un diagnostico correcto solo practicando exámenes complementarios, exploraciones radiológicas sofísticas… y que no sean capaces de escuchar y explorar a los enfermos con la atención debida y sin comprometerse con sus problemas y preocupaciones. Esto explica que en la actualidad, aunque parezca paradójico, la sociedad confíe más en la Medicina que en el médico.