Premios Fundamed

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) ha publicado los resultados preliminares del primer gran registro clínico nacional multicéntrico y retrospectivo sobre Covid-19. Este contiene, según ha reflejado en un comunicado de la organización, datos de 12.213 pacientes hospitalizados con SARS-CoV-2 confirmado. En este registro participan, actualmente, 604 investigadores de 146 centros hospitalarios de todas las comunidades autónomas españolas.

Ricardo Gómez Huelgas, presidente de SEMI.

Los primeros resultados preliminares publicados ahora, con datos del registro a fecha 30 de abril, tienen la ventaja de que se basan en una metodología multicéntrica y de amplia representatividad geográfica. Esto cualquier posible sesgo local, y su gran tamaño proporciona una muestra amplia con valor probatorio suficiente para confirmar o refutar hipótesis de partida.

En palabras de Ricardo Gómez Huelgas, presidente de SEMI, el este trabajao “proporciona numerosas claves clínicas y diagnósticas de la patología por SARS-CoV-2 y sitúa a la SEMI a la vanguardia del conocimiento y la divulgación científica sobre Covid-19”. Asimismo, añade que este “ayudará a médicos y científicos a dar respuesta a muchos interrogantes que hay aún a día de hoy” sobre el virus.

Valoración preliminar

La mediana de edad de los pacientes participantes ha sido de 69,1 años. De ellos, el 56,9% eran hombres. Las comorbilidades más frecuentemente detectadas, han sido: hipertensión (50,2%), dislipidemia (39,7%) y diabetes mellitus (18.7%); similares a las descritas en otras series occidentales, pero todas fueron más frecuentes entre los pacientes españoles. Los síntomas informados a la llegada del hospital, han sido, predominantemente, fiebre (86,2%) y tos (76,5%), aunque la mialgia y la anosmia fueron menos comunes que en series de datos de otros países. Esto puede explicarse por una diferencia potencial en los criterios de admisión y alta hospitalaria.

La mortalidad por SARS-CoV-2, fue similar a la observada en algunas series de datos de China y de EE. UU., pero fue mayor que la descrita en Italia e inferior a la cifra observada en el Reino Unido. Los factores demográficos, como la edad o las comorbilidades, pueden explicar parcialmente las diferencias en la mortalidad por SARS-CoV-2, entre otros factores relacionados con la situación de presión del sistema sanitario.

El 31,5% de los pacientes españoles, según estos primeros resultados preliminares, desarrolló dificultad respiratoria y la mortalidad fue del 21,1%, con un marcado aumento en función de la edad. A mayor edad, se constató mayor mortalidad. En el tramo 80-89 años, por ejemplo, llega al 42,5%.

Valores pronósticos en pruebas de laboratorio

Un alto porcentaje de pacientes tenía valores de laboratorio anormales al ingreso, con un perfil “inmunoinflamatorio” deteriorado. Fundamentalmente, la linfopenia (52,6%) y los niveles elevados de dímero D (61,5%), lactato-deshidrogenasa (70,2%) y ferritina (72.4%) fueron los hallazgos más frecuentes.

Además, la mayoría de los pacientes recibió tratamiento supuestamente efectivo contra el SARS-CoV-2. Los fármacos antivirales más utilizados fueron: la hidroxicloroquina (85,7%) y el lopinavir / ritonavir (62,4%).


También te puede interesar…