Premios Fundamed
A.F. Madrid | viernes, 02 de septiembre de 2016 h |

A pesar de que los problemas de la AP son de sobra conocidos, el documento ‘La revitalización de la Atención Primaria del futuro’ de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) tiene el objetivo de plantear propuestas concretas de mejora para los profesionales y para el primer nivel asistencial en general.

Entre las acciones que afectan a los médicos, desde la sociedad científica apuntan a la profesionalización a través de la implicación en proyectos de desarrollo profesional y avanzando en la carrera profesional a partir de una reacreditación periódica del profesional, en la que se tengan en cuenta méritos más allá del tiempo trabajado.

La autogestión es otro aspecto a mejorar, permitiendo la participación de los profesionales en la gestión del equipo.

El reconocimiento de la labor de los profesionales puede llevarse a cabo a través de la incentivación por objetivos, de forma que la diferencia entre cumplir indicadores o no se vea suficientemente valorada. La docencia, la investigación y las publicaciones también deben valorarse y, en opinión de Semfyc, no solo con incentivos económicos, sino también en baremación en traslados, ofertas de empleo público, etcétera. También solicitan que se dignifique el trabajo de estos facultativos con unos ratios de población adaptados a los pacientes que se atiende y ser adecuados y que se desburocraticen las consultas.

En lo que respecta a la motivación de los profesionales, en la atención primaria del futuro, considera Semfyc que hay que tomar conciencia de cambio compartiendo herramientas entre los propios profesionales, apoyándose unos a otros e intentando participar de forma activa, así como fomentarla a través de otras tareas, como coordinar proyectos y otras que vayan más allá de lo meramente asistencial.

Empoderarse y compartir espacios con los pacientes, quienes son muchas veces fuente de motivación directa de los profesionales cuando los valoran positivamente y muestran satisfacción por el trabajo que realizan al ver atendidas sus necesidades en salud, es otra forma de que los médicos estén conformes.

La potenciación de los espacios de contacto y convivencia en los centros de salud de cara a mejorar las relaciones personales y el trabajo entre profesionales es otra opción positiva.