Premios BiC
E.M.C. Madrid | martes, 14 de enero de 2020 h |

Durante mucho tiempo, las sociedades científicas de atención primaria protagonizaron grandes encontronazos que acapararon titulares. Las aguas volvieron a su cauce y durante estos últimos años no solo se han presentado proyectos comunes en varias ocasiones, sino que además se impulsó la creación de un Foro de Atención Primaria con participación de las tres: Semergen, SEMG y Semfyc.

Esta mañana, los presidentes de Semergen y SEMG, José Luis Llisterri y Antonio Fernández-Pro, han expresado su queja por la situación que, según su visión, afecta a las tres sociedades científicas. En una rueda de prensa, Llisterri y Fernández-Pro han criticado que Semfyc, con Salvador Tranche como presidente, antepone el beneficio propio al consenso común a la hora de mejorar la atención primaria.

El mapa competencial de la especialidad de medicina familiar y comunitaria es uno de los principales escollos. SEMG y Semergen acusan a Semfyc de retirarse de la negociación para el cierre del mapa de competencias de Medicina de Familia, que estaban elaborando de manera conjunta desde hace cinco años las tres sociedades de Primaria y la Organización Médica Colegial (OMC), bajo el conocimiento del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Las sociedades científicas han señalado que Semfyc ha abandonado esta iniciativa conjunta sin ofrecer explicación alguna de esa decisión y sin anuncio previo. En este sentido, aluden a una reunión mantenida el pasado 20 de noviembre en la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), en la que supuestamente un representante de Semfyc informó de la creación de un mapa de competencias para el médico de Familia independiente de lo consensuado, ignorando en esa reunión todo el esfuerzo y el trabajo conjunto realizado previamente, según remarcan desde ambas entidades.

Desde Semfyc desmienten esta afirmación y aseguran que en la propia web de la OMC ya hay disponible un documento sobre un mapa competencial de atención primaria, desarrollado por las tres sociedades científicas, sobre la base de un acuerdo de contenidos mínimos. Esta semana, según han confirmado a GM las tres sociedades científicas, está previsto que se celebre una reunión en la sede de la organización en la que se presentarían alegaciones a ese texto común.

Según fuentes de Semfyc, lo que esta sociedad científica sí está desarrollando es su propia plataforma de recertificación. Semergen y SEMG ya cuentan con esta herramienta.

Durante la rueda de prensa, Antonio Fernández-Pro ha expresado su intención de que este llamamiento sirva para limar unas asperezas que asegura que desconocen, a fin de cerrar lo antes posible este mapa competencial para los médicos de familia.

Este es uno de los temas que genera malestar entre los responsables de las sociedades científicas, pero no el único. Tanto Antonio Fernández-Pro como José Luis Llisterri han asegurado que han trasladado previamente sus quejas al presidente de Semfyc, Salvador Tranche, sin obtener soluciones.

“Creemos que desde la actual Junta Directiva de semFYC se está anteponiendo el beneficio propio al consenso común para mejorar la Atención Primaria y, por ende, el día a día de los profesionales que la conforman y de los pacientes”, señala Llisterri. Mientras Antonio Fernández-Pro advierte de que “sin duda, y ante la situación precaria que vivimos en Atención Primaria, esto es lo que más nos preocupa, ya que desde semFYC se han ido rompiendo unilateralmente todos los lazos que nos unen a las sociedades de Medicina Familiar y Comunitaria de España”.

Los presidentes de SEMG y Semfyc también acusan a la Junta Directiva actual de Semfyc de “romper el compromiso para el proyecto de la Academia de Medicina de Familia en España”, una iniciativa que surgió en 2015 como fruto de la colaboración de las tres sociedades de Medicina de Familia, en época de la anterior presidencia de Semfyc, para dar respuesta a las necesidades de la especialidad, más allá de las siglas de una u otra sociedad médica, según han detallado.

Otro de las quejas tiene que ver con lo que desde SEMG y Semergen consideran como el posicionamiento de Semfyc como “sociedad libre de la aportación y colaboración de la industria”. Con ello entienden que se insinúa que el resto de las sociedades científicas están “contaminadas” al colaborar con la industria farmacéutica en la formación e investigación de los médicos, en congresos y otras actividades.

Los responsables de SEMG y de Semergen han hecho hincapié en que las tres sociedades científicas de atención primaria y el resto de sociedades médicas reciben remuneración por el aval de las actividades, y señalan que Semfyc no ha renunciado públicamente a ello, ni al patrocinio de ninguna actividad de las muchas que se pueden enumerar, aclaran los portavoces.

En adelante, Llisterri y Fernández-Pro han señalado que sus sociedades no participarán en ningún proyecto de formación o investigación con apoyo de la industria farmacéutica en el que participe también Semfyc. En cualquier caso, aseguran que su intención es mantener la colaboración institucional con esta entidad en iniciativas como el mapa competencial o el Foro de AP.

Otro foco de conflicto es la Comisión Nacional de la Especialidad. Los presidentes lamentan que siguen “lejos de encontrar una solución conjunta para que las tres sociedades estén representadas”. Por ello, Semergen y SEMG consideran “imprescindible potenciar esta comisión como garante del funcionamiento estratégico de la Medicina Familiar y Comunitaria en la formación especializada en España”, han reiterado ambos.

Para finalizar, los presidentes de ambas sociedades científicas han puesto el foco sobre el peso político de algunos miembros de Semfyc. Llisterri ha hecho hincapié en que algunos representantes de esta sociedad científica “han ocupado durante muchos años, y siguen ocupando en la actualidad, cargos directivos y puestos de responsabilidad en las Consejerías y en los Servicios de Salud de las diferentes comunidades autónomas; gestores que, con sus decisiones, han llevado a la situación actual de crisis en la que se encuentra la Atención Primaria en nuestro país. Sin embargo, ahora se quieren presentar como los salvadores, obviando su responsabilidad en el tema y aprovechando su buena relación con el Ministerio de Sanidad”.

Para finalizar, Llisterri y Fernández-Pro han remarcado que las actuales dificultades y obstáculos que encuentran parten, únicamente, de decisiones que han adoptado desde la actual Junta Directiva de Semfyc, y no guardan relación con la situación que los socios de las tres entidades guardan en el día a día.