Premios BiC 2020
GM Madrid | lunes, 09 de julio de 2018 h |

A finales de semana, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) emitió una alerta sobre la existencia de determinados lotes de medicamentos que contenían Valsartán contaminado con n-nitrosodimetilamina (NDMA), sustancia potencialmente cancerígena.

Esta contaminación ha sido consecuencia de un cambio en el procedimiento de fabricación. Estos medicamentos comercializados por diferentes laboratorios tenían en común que el Valsartán había sido producido por el laboratorio chino Zhejing Huahai Pharmaceutical. Por este hecho, la Aemps ha procedido a la retirada de los productos afectados.

Ante esta situación, el Grupo de Trabajo de Gestión del Medicamento, Adherencia e Inercia Clínica y Seguridad del Paciente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ha querido puntualizar algunos detalles.

En primer lugar, los especialistas de esta sociedad científica insisten en que el riesgo derivado de esta contaminación de Valsartán es pequeño para los pacientes, dado que la exposición al producto nocivo ha sido, en principio, escasa. Asimismo, recuerdan que los pacientes que estaban tomando alguno de los medicamentos afectados deben acudir a su médico de familia o farmacéutico para confirmar si se encuentra afectado por esta situación y, en caso afirmativo, proceder a su sustitución por otro producto con la misma composición no contaminado.

Para finalizar, desde la sociedad científica remarcan que, en ningún caso se debe suspender la medicación antihipertensiva que los pacientes tienen prescrita, sin haber consultado previamente con su médico de familia.