Reclama más de 22.000 de indemnización por no acabarle un arreglo dental

371

SABER MÁS SOBRE RESPONSABILIDAD CIVIL

En este caso el paciente reclama haber abonado un tratamiento para el saneamiento y reconstrucción de distintas piezas dentales, que no fue concluido y, como consecuencia, ocasionó un daño moral además de la pérdida económica de no haberse llevado a cabo. Reclama la suma de 22.267€ (6.249€ ya abonados a Idental, 15.018€ del presupuesto de reparación y 1.000€ de daño moral), así como el abono de las costas judiciales.

Los hechos se desarrollaron de la siguiente manera: el actor acudió a la clínica dental Gijón Unión Dental, S.L. (Idental) con el fin de proceder al saneamiento y reconstrucción de distintas piezas dentales. El tratamiento comenzó en diciembre de 2017 si bien se suspendió al poco tiempo por la quiebra de IDental. En junio de 2020 acudió a la Clínica Dental Quirinal, donde se hizo un informe con las piezas que debían ser reparadas. El paciente financió el tratamiento con Idental, donde abonó 6.249€.

La parte demandada, la aseguradora de la clínica, alegó que la prestación del servicio fue correcta y, a tal efecto, aportó un dictamen pericial hecho por la Dra. Carrasco que corrobora lo antedicho. Pero lo cierto es que lo que señala el paciente no es que no se ejecutase debidamente el tratamiento, sino que no se finalizó, lo que constituiría también una negligencia.

En este caso, para resolver si ha existido o no negligencia la sentencia parte de la base de que estamos ante una obligación de medios y no de resultados. Destaca que “la responsabilidad del profesional médico es de medios y como tal no puede garantizar un resultado concreto. Obligación suya es poner a disposición del paciente los medios adecuados comprometiéndose no solo a cumplimentar las técnicas previstas para la patología en cuestión, con arreglo a la ciencia médica adecuada a una buena praxis, sino a aplicar estas técnicas con el cuidado y precisión exigible de acuerdo con las circunstancias y los riesgos inherentes a cada intervención, y, en particular, a proporcionar al paciente la información necesaria que le permita consentir o rechazar una determinada intervención”.

De esta forma, queda acreditado que el tratamiento no finalizó a pesar de estar pagado, dejando al actor con varias piezas extraídas y sin que se le hubieran colocado los implantes previstos con el consiguiente perjuicio que impide al paciente masticar correctamente. Además, también se acredita que no pudo ejecutarse parte del tratamiento por carecer la clínica de materiales, lo que constituye también una clara mala praxis.

Respecto a la indemnización deseada, el paciente reconoció que se produjo parte del tratamiento presupuestado, por lo que debería descontarse de esa cantidad el importe de las actuaciones que sí se realizaron.

En segundo lugar, también reclamó el abono del presupuesto de arreglo de la dentadura.

La sentencia considera que no puede accederse a la pretensión, puesto que al final no abonaría nada por su tratamiento dental y además percibiría una cantidad superior al presupuesto inicial. A ello se suma que el presupuesto de la Clínica Quirinal incluye el trabajo sobre muchas más piezas que las que incluía el presupuesto de Idental sin que, además, pueda descartarse que la necesidad de actuar sobre nuevas piezas provenga del transcurso del tiempo sin haber realizado ningún tipo de tratamiento dental.

Respecto a la reclamación de 1.000€ por daño moral, teniendo en cuenta que la paralización del tratamiento ha ocasionado ansiedad en el paciente y que tiene como fin proporcionar una satisfacción como compensación, el fallo considera que la cantidad reclamada es adecuada.

Respecto de las costas, y al tratarse de una estimación parcial de la demanda, cada parte debe abonar las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad.

En conclusión, el fallo estima parcialmente la demanda y condena a abonar al actor la suma de 1.000€ más los intereses, así como al abono de las costas judiciales.

Más información: Blog de Uniteco – Protegiendo a los que nos cuidan (unitecoprofesional.es)


También te puede interesar…