Premios BiC

“Es el momento de apoyar a los centros de salud. O los apoyan inmediatamente o será ya muy tarde para la AP y para todo el sistema público nacional de salud”. Con estas palabras, el Foro de Médicos de Atención Primaria ha realizado una llamada a la acción para evitar que se cumpla lo que desde hace tiempo denuncian como la “crónica de una muerte anunciada”.

Las organizaciones apelan en su último comunicado a la recuperación de un plan de defensa de la primaria basado en el decálogo de este foro, pero también recogido en el dictamen del plan de reconstrucción aprobado en el Congreso de los Diputados y en el Marco Estratégico de la Atención Primaria impulsado por el Ministerio de Sanidad.

Apelan a recuperar un plan de defensa de la primaria con ideas que recoge también el marco estratégico del Ministerio

Desde el foro insisten en que en este momento “las consultas de los centros de salud son, en algunas comunidades autónomas, un infierno donde la administración ha dejado solos a los médicos, a los pediatras y al resto de profesionales”.

También alertan de que existe el riesgo de que el precario escenario y la gran ansiedad que producen las agendas sobrecargadas y la necesidad de diagnosticar rápido en esta situación de incertidumbre epidemiológica, desemboque en un aumento de burnout entre los profesionales que trabaja en AP. 

Las entidades que suscriben el documento remarcan que ya se empiezan a ver las primeras señales de la muerte anunciada. “Ya hay servicios de urgencia e instalaciones de centros de salud y consultorios cerradas por la falta de personal y por falta de presupuestos”, denuncian.

Cuestionan asimismo que una parte importante de los centros de salud se encuentran ya desbordados y colapsados, antes de haberse iniciado el curso escolar, y aseguran que se debe a la “falta de anticipación de las autoridades políticas y sanitarias en la adecuada organización de esta segunda ola”.

Necesidades urgentes

Estas son sus principales necesidades en este momento:

  • Hay que seguir atendiendo a los casos COVID y al tiempo tratar a pacientes crónicos y plufipatológicos que han estado confinados sin un seguimiento médico estrecho, a pesar de los esfuerzos de los médicos de atención primaria.
  • Es necesario aumentar los recursos humanos con contratos dignos. Son necesarios más médicos de familia y pediatras en AP para dar respuesta a ese doble desafío que se va a mantener en el tiempo, sentencian.
  • El foro también echa en falta la publicación periódica de datos oficiales que hagan referencia a la titánica actividad realizada por los profesionales sanitarios de AP estos últimos meses, así como su reconocimiento en los medios informativos.
  • Además, aseguran que apreciarían más apoyo por los políticos y gestores de la capacidad de resolución que está mostrando la atención primaria.
  • De igual modo, precisan más medidas organizativas. Aseguran que a día de hoy no hay suficiente planificación de acciones ni recursos disponibles a nivel autonómico ni tampoco a nivel central. “Existen decenas de protocolos escritos actualizados, pero faltan las medidas eficaces de los mandos intermedios para ponerlos en marcha”, lamentan.
  • Denuncian igualmente que la labor de diagnóstico y tratamiento de los médicos no se puede suplir por otros profesionales con formación distinta en cuidados a la población. “Faltan médicos de familia y pediatras en Atención Primaria y suplirlos con otros profesionales sanitarios diferentes es engañar a los contribuyentes”, alertan.

Medidas

Desde el foro se plantean una batería de medidas que faciliten que los profesionales puedan seguir ofreciendo una atención de calidad. Para ello proponen:

  • Crear unidades específicas de apoyo para la realización de las PCR frente a coronavirus  SarsCov-2 y la comunicación de resultados negativos y positivos. Además, proponen delimitar de forma oficial, las indicaciones para solicitar la PCR restringiendo su uso y especificando claramente las indicaciones de realizar serologías de la Covid-19.
  • En la misma línea, defienden la necesidad de informar a la población de las limitaciones de las pruebas diagnósticas actuales. “Un resultado de PCR negativa puede virar de un día para otro y no hay capacidad para repetirla semanalmente.”, alertan, y defienden que la realización de las PCR no será responsabilidad de los profesionales médicos.
  • De cara al seguimiento de contagios y brotes subrayan que exigen recursos humanos y llamadas telefónicas que están en el origen del colapso de los centros de salud. “Los rastreadores son imprescindibles para gestionar los brotes. Actualmente hay varias comunidades muy pobladas sin rastreadores suficientes y son los médicos y pediatras de AP los que realizan esta labor”, aseguran.
  • En la misma línea, recuerdan que no es función de los médicos de familia ni de los pediatras justificar las faltas de asistencia a los centros educativos. Reclaman también que el organismo correspondiente articule las herramientas para resolver los problemas de las familias que han de justificar la ausencia al trabajo de los padres al cuidado de hijos que no han dado positivo en coronavirus y han de estar aislados.
  • Para finalizar, proponen aumentar las indicaciones y el periodo de la administración de la vacuna de la gripe esta temporada y flexibilizar al máximo los horarios de conciliación para los profesionales con niños, ancianos o personas vulnerables a su cargo.

También te puede interesar…