Premios BiC

La apertura de los centros de salud y consultorios que se cerraron por la crisis sanitaria continúa siendo tema de discusión. En una controversia que atañe tanto a profesionales como paciente, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (Cesm) ha alzado su voz para defender el modelo asistencial actual en el ámbito de la Atención Primaria. Un desempeño de la profesión que desde el arranque de la desescalada combina cribado telefónico para evitar riesgos de contagio, asistencia presencial organizada y asistencia domiciliaria para aquellos usuarios que lo precisen.

“Así debe seguir funcionando para asistir las necesidades de nuestros pacientes y asegurar su protección”, ha señalado el colectivo médico en un comunicado. En él han evidenciado su postura, completamente opuesta a la del Sindicato de Enfermería Satse. Desde este último abogan por una “apertura urgente” de los centros del primer nivel asistencial. En este sentido, apuntan a que esta situación está generando “graves problemas en lo que respecta a la accesibilidad y atención sanitaria a miles de ciudadanos”.

El choque de profesiones sanitarias ha surgido en torno a la consulta de medicina, en la que la unión enfermera ha denunciado la transformación de este a un espacio “para realizar llamadas telefónicas a los pacientes sin valoración presencial y escasa atención domiciliaria a los mismos”. Por el contrario, esgrimen que enfermería sí ha normalizado su atención sanitaria y cuidados en la mayoría de CC.AA.

En opinión de Cesm esta afirmación es un menosprecio a la labor desempeñada por los médicos, “que no es más que cumplir con nuestra obligación como profesionales responsables que cuidan de la salud de su población”. Además, han señalado que la vuelta a la normalidad en este ámbito debe contar con el único aval de las recomendaciones de los expertos y las instrucciones de los directivos responsables.

Cruce de pareceres

Así las cosas, el Sindicato médico ha calificado de “malintencionada versión de la realidad” las declaraciones de Satse. Una falsas declaraciones que puede “dañar la imagen de los médicos de Familia y pediatras de AP” aprovechando la ocasión para pedir mecanismos de compensación laboral y retributiva y aumento de plantilla de enfermería, señalan.

Y es que desde la agrupación enfermera consideran necesario tanto el aumento de plantillas y como la mejora retributiva de sus profesiones. A este respecto, defienden “su excepcional contribución a garantizar la atención y cuidados en óptimas condiciones de seguridad, confianza y cercanía hacia los pacientes”.


También te puede interesar…