Premios BiC 2020

Sanidad ha corroborado el cambio de estrategia para reforzar la cobertura de vacunación frente a la gripe. Adelantar así la vacunación es la intención del Ministerio de Sanidad, tal y como ha adelantado Fernando Simón.

Una cuestión en la que las comunidades autónomas llevan semanas incidiendo. La captación activa, de hecho, se está llevando a cabo en las distintas regiones. Está claro que el cambio de estrategia en esta cuestión está siendo a todos los niveles. Los expertos llevan tiempo insistiendo en que es necesario abordar la próxima campaña de gripe de manera multidisciplinar. Aquí, la medicina, enfermería y la farmacia es el músculo que puede abanderar este cambio de estrategia.

Como apunta Juan González del Castillo, responsable de Enfermedades Infecciosas de Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), es necesario plantear la vacunación universal en la gripe. Una cuestión que precisa de redoblar esfuerzos en el Sistema Nacional de Salud. “No sabemos cómo será la interacción entre pacientes con el virus de la gripe y con el coronavirus”, explica el urgenciólogo. Por tanto, insistir en la vacunación de colectivos vulnerables y de la población general es lo más urgente.

Dentro de este ejercicio, cada profesional sanitario tiene un rol fundamental. González del Castillo resalta el papel de enfermería en el primer nivel asistencial. Asimismo, pone en valor el papel de la farmacia como una buena plataforma de apoyo, sobre todo, en materia de concienciación.

En esta misma línea, la coordinadora nacional del Grupo de Trabajo de Actividades Preventivas de Semergen, ya ha analizado con GM  el esfuerzo que tiene que hacer el sector.

Redondo manifestaba así su preocupación por la bajada real de las coberturas.”Incluso en los colectivos en los que seguía estando recomendada la vacunación durante la crisis se ha observado una caída importante alrededor del 30 por ciento”. En su opinión, es fundamental retomar esas bolsas más todo lo que se suspendió por la crisis, en un entorno de atención primaria que, además, está saturado.

La portavoz de Semergen aboga por implicar a todos los profesionales en ello para favorecer el acceso a los puntos de vacunación siempre que se cumplan con las garantías. Como recuerda Redondo en nuestro país solo pueden administrar vacunas profesionales de enfermería y medicina, los centros deben reunir condiciones y requisitos especiales por si aparece una reacción anafiláctica. Según su visión, esto es muy difícil de cumplir en lugares que no sean centros específicos. “Es difícil llevarlo a cabo, pero si fuera factible cualquier iniciativa que beneficie mejorar la cobertura vacunal con garantías me parecería positivo”, puntualiza.

Precisamente, los farmacéuticos  están dispuestos a aumentar su rol para aumentar la cobertura “sin pisar a nadie”. Así lo ha publicado recientemente El Global, en un artículo donde la profesión farmacéutica quiere dejarlo claro. “No se trata de sustituir. La vacunación debe seguir efectuándose principalmente en los centros de salud y seguir siendo liderada por Enfermería. Pero existen otros modelos colaborativos”, recuerda Jesús C. Gómez, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac).