El Informe de Mujeres Investigadoras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) pone de manifiesto que, a pesar de que un 49,2 por ciento de mujeres y un 50,8 por ciento de hombres acceden al doctorado, durante la carrera investigadora académica el porcentaje femenino va descendiendo.

Ante estos datos, Maria Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, ha reivindicado el papel de las mujeres científicas durante su investidura Doctora Honoris Causa de la Universidad Internacional de Valencia (VIU), que ha recibido como reconocimiento a su trayectoria profesional.

Durante la ceremonia, Blasco ha destacando la falta de presencia femenina en puestos de toma de decisiones: “Hay menos de un 30 por ciento de investigadoras que dirigen su propio grupo y deciden qué investigar cuando deberíamos ser el 50 por ciento”, ha remarcado.

mujeres
De izquierda a derecha, Eva María Giner y María Blasco.

En esta misma línea, Deborah Burks, directora del Centro de Investigaciones Príncipe Felipe, investigadora principal del laboratorio de Endocrinología Molecular y madrina de la investidura, ha querido poner en valor el papel de Blasco “inspirando a la comunidad científica española, rompiendo barreras y prejuicios de género, aunque aún quede mucho por hacer en esta materia”.

“Mujeres como María son motor de innovación y transformación en todo el mundo. Son maestras y líderes que motivan, inspiran y movilizan”, ha subrayado Burks.

El Informe de Mujeres Investigadoras del CSIC pone de manifiesto que durante la carrera investigadora académica el porcentaje femenino va descendiendo

Por otro lado, Eva María Giner, rectora de la VIU ha explicado que este reconocimiento, además de por su carrera profesional y sus logros científicos, es “por su compromiso con el papel de la mujer en la ciencia, la sanidad y la divulgación científica como motor de cambio social”.

En este sentido, Giner ha añadido que “VIU está abiertamente comprometida en la lucha contra las desigualdades sociales, entre las que destaca la desigualdad de género en ámbitos profesionales, como el de la asistencia sanitaria y la investigación, así como el académico”.

Investigación con impacto en la sociedad

Durante su intervención, Blasco ha querido poner el foco en la necesidad de innovar y trasladar los conocimientos básicos a aplicaciones. “Los científicos no vivimos de espalda a la innovación. De hecho, nuestro objetivo es poder trasladar nuestros descubrimientos a aplicaciones, de tal modo que tengan impacto en la sociedad”, ha explicado.

Así, ha puesto como ejemplo el trabajo de su grupo de investigación, a través del cual han desarrollado la medición de los telómeros como un biomarcador para medir la velocidad de envejecimiento del individuo, algo que permite detectar a aquellos individuos que tienen un proceso de envejecimiento acelerado.


También te puede interesar…