Premios BiC

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap) ha lanzado una batería de propuestas para mejorar la situación su situación en un contexto como el actual, en el que la pandemia ha agudizado los problemas que viene arrastrando desde hace años.

Entre otros puntos, los pediatras subrayan que la realización de las PCR/AG no se considere exclusiva responsabilidad de los profesionales médicos.

La Aepap destaca que en estos meses de otoño-invierno con repunte de las infecciones en niños se debe aumentar la capacidad diagnóstica en AP hasta igualarla a la de las Urgencias Hospitalarias hospitalaria. Esto es: test rápidos, analíticas y Rx, así como poder contar con test rápidos de VRS, gripe, adenovirus y rotavirus en heces y, por supuesto, una amplia disponibilidad de PCR/AG para coronavirus, serología COVID por ELISA, etc. y hacer la consulta a demanda más resolutiva.

Más pediatras en primaria

Junto a esta idea, la Aepap recupera algunas de sus demandas históricas, como la necesidad de incrementar el número de pediatras en el primer nivel.

Subrayan que la primaria es básica para dar respuesta a un desafío que se va a mantener en el tiempo, la contención de la COVID-19 en la edad pediátrica y el abordaje de otras patologías. Para ello, subrayan que es necesario aumentar los recursos humanos con contratos dignos.

Desde la entidad, recuerdan que los pediatras de AP juegan un papel decisivo en el seguimiento de pacientes crónicos o en la detección de problemas del desarrollo y emocionales y que resulta imprescindible atender a la vacunación y a la demanda de atención presencial.

Reforzar los sistemas de información y vigilancia

La asociación también pide que se refuercen los sistemas de información y vigilancia epidemiológica en coordinación con el nivel asistencial, especialmente AP, así como de invertir en tecnología, dotando a los centros de salud de las herramientas necesarias.

Aunque son conscientes del papel de la consulta telefónica, los pediatras de primaria creen que es necesario realizar algunas mejoras que permitan eliminar la demora en la demanda telefónica y asegurar la disponibilidad para poder organizar la consulta y evitar las aglomeraciones.

Para ello, destacan como importante mejorar la red de telefonía y la atención telefónica, establecer un modelo de agenda de consulta telefónica, garantizar la oferta de esta consulta en 72 horas o realizar refuerzos voluntarios retribuidos si las demoras son importantes.

Call centers de rastreo de contactos

En esta misma línea, consideran básico que se pueda disponer de call centers de rastreo de contacto y seguimiento proactivo de casos para apoyar a las áreas de atención primaria, por ejemplo.

De igual modo, reclaman una mayor implicación de salud pública en la coordinación y ejecución de estudios de contactos con los centros educativos, junto a la puesta en marcha de medidas que permitan desburocratizar la actividad del primer nivel.