Los neurólogos observan una relación entre pérdida de olfato y Covid-19

La SEN recomienda el autoaislamiento durante 14 días ante este trastorno para evitar que un posible paciente asintomático pueda seguir contagiando

39480
Premios Fundamed

La Sociedad Española de Neurología ha advertido de que la pérdida del sentido del olfato y del gusto (anosmia y augesia) se consideren como posibles síntomas del Covid-19.

Por ello, aconsejan a las personas que hayan experimentado este trastorno que se mantengan en cuarentena por espacio de 14 días, evitando el contacto con personas de riesgo.

David Ezpeleta, secretario de la Junta directiva de la SEN, explica que estamos ante una enfermedad nueva que va por delante de los médicos, que aprenden día a día.

Un aumento de casos exponencial

En las últimas semanas los neurólogos españoles han visto aumentar de forma exponencial el número de pacientes que aseguran estar experimentando anosmia, explica el experto.

El algunos casos, detalla, se presenta junto a otros síntomas compatibles con una infección viral, como dolor de cabeza, fiebre, dolor de garganta o molestias musculares.

Es lógico pensar, remarca Ezpeleta, que si coincidiendo con el boom del Covid-19 se asiste a un pico de consultas por este síntoma, que se sabe que puede estar producido por un virus y no es muy frecuente en gripe, exista conexión entre ambos.

No hay tiempo para esperar un estudio epidemiológico. Estamos convencidos de estar en lo cierto”

Los especialistas han observado que este tipo de síntomas aparecen en al menos la mitad de los pacientes al comienzo de la enfermedad. Por la información recibida, también saben que se recupera bien una vez que se ha superado la misma.

Desde el punto de vista epidemiológico este posible síntoma tiene una importancia clave, subraya, ya que muchas veces aparece incluso en personas sin ninguna otra alteración, con lo que puede diseminar el virus sin ser consciente de ello.

El neurólogo destaca que en una situación como ésta no hay tiempo para esperar un estudio epidemiológico que justifique su recomendación. “Nos resulta tan llamativo lo que nos cuentan los pacientes, que estamos convencidos de estar en lo cierto”, concluye.

La Seorl añade el dolor faríngeo

En la misma línea se ha pronunciado esta semana la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, que también aconseja incluir la aparición de estas alteraciones junto al dolor faríngeo y sin otra causa aparente, como sintomatología sospechosa de esta infección. Este último estaría presente entre el 5 y el 17 por ciento de los pacientes, según sus estimaciones.

En su caso, la información también parte de la recogida de casos puntuales y observaciones individuales de especialistas de esta sociedad científica.

Afinidad entre células nerviosas y SARS

En la revisión de estudios realizada por la SEORL, han podido constatar que existe evidencia de la afinidad del virus SARS CoV-2 por las células nerviosas. En un estudio previo, se identificaron coronavirus humanos en las secreciones nasales de uno de los 24 pacientes con anosmia estudiados, informa Seorl.

También existen evidencias de la mutación del virus y el cambio en sus manifestaciones clínicas, infectividad y agresividad, que podrían suponer cambios en los pacientes europeos infectados con respecto a los estudiados en Wuhan, tal y como advierten desde esta sociedad científica.