La situación de aislamiento que provocó el Estado de Alarma tras el comienzo de la COVID-19 generó un cambio en la interacción con las personas y con nuestro entorno. Son muchas las repercusiones sociales de este fenómeno, sin embargo, muchas familias han pasado por situaciones de aislamiento similares debido a algún tipo de patología que lo requiriera, como por ejemplo las personas con cáncer. En este contexto, la Asociación Infantil Oncológica de Madrid (ASION) impulsó una campaña, versada en tres lemas, para normalizar la situación y subrayar el lado positivo del confinamiento.

Este proyecto, que ha quedado finalista en la categoría de ‘Campaña socio-sanitaria’ de los últimos premios Fundamed & Wecare-U, transmite la vivencia de niños con cáncer y de sus familias para visibilizar una realidad de la que la sociedad no es muy consciente en ocasiones. En este contexto, ‘Estar juntos es un regalo. Aprovéchalo‘ fue el lema elegido para la campaña a raíz de la crisis del coronavirus. Desde la asociación elaboraron dos videos para poner de relieve la importancia de quedarse en casa: ‘Expertos en quedarse en casa‘ y ‘Cuidar a los que nos cuidaron‘.

“Empezamos a levantar la voz para explicar que esto no es tan terrible, es algo que ya sufren muchas familias y por lo tanto todos podemos acostumbrarnos”, ha destacado la presidenta de ASION, Teresa de Jesús González Herradas, en una entrevista con Gaceta Médica.

En los videos, se puede observar cómo las familias explican las razones que les han motivado para aprovechar el confinamiento como una oportunidad de pasar tiempo en familia desarrollando actividades para las que normalmente no hay espacio en las agendas. Asimismo, los niños cuentan sus vivencias y su forma de entretenerse para poder servir de inspiración a otros niños durante el confinamiento.

“¿Cuántas veces no podemos estar en casa porque estamos en el hospital o porque tenemos obligaciones? la suerte de poder compartir tiempo juntos fue una lección aprendida de la pandemia de la COVID”, ha detallado la presidenta de ASION.

La fuerza de la adaptación

La presidenta ha explicado cómo “la actitud de los niños, la entereza y la madurez para enfrentarse desde el dolor a la adaptación” daban las fuerzas necesarias para afrontar una situación tan complicada como la crisis de la COVID-19 desde los hogares.

“Debido al confinamiento, era la primera vez que nuestros niños se encontraban en la misma situación que el resto de los alumnos porque ellos no pueden asistir al colegio”, ha destacado la presidenta, quien subraya las intenciones de ASION para normalizar una situación que “ya pasamos muchas familias y que requería de responsabilidad”.

A pesar de intentar destacar el lado positivo, las familias de los niños con cáncer han pasado momentos “especialmente duros”, ha explicado. El cese del voluntariado en los hospitales, las restricciones de visitas por la COVID-19 y la propia incertidumbre de la enfermedad generaban un caldo de cultivo de complicaciones para las familias. En los hospitales, los protocolos obligaban a los servicios médicos ha concentrar los cuidados en una sola intervención, si era posible, y los niños sólo podían contar con un familiar que les visitara.

“No sabíamos si el virus iba a afectar más a los niños, no podíamos ir al hospital y muchas pruebas se retrasaron, todo ello fue un gran peso emocional”

No obstante, la presidenta de ASION destaca la ilusión y la participación de todas las familias que formaron parte de la campaña a través de fotografías y videos sobre las actividades que desarrollaban en casa. Teatro o manualidades fueron algunas de las labores que desempeñaban las familias junto a los niños para mostrar lo que estaban haciendo en casa y poder dar ideas que amenizaran el confinamiento a otras familias.

A pesar de no haberse proclamado ganador en los premios Fundamed y en otros certámenes en los que también ha terminado finalista, la repercusión que haya podido tener el proyecto es el premio que Teresa de Jesús destaca como “satisfactorio”.

Tranquilizar a las familias

El año 2020 ha sido un año de lecciones aprendidas que deben ser enseñadas, un hecho que ha sido fundamental para poder tranquilizar a las familias durante el transcurso de la COVID-19. Las complicaciones originadas por la pandemia han demostrado que “es posible trabajar de forma conjunta aunque no estemos juntos“, ha explicado la presidenta de ASION.

Teresa González Herradas, presidenta de ASION.

A principios de junio de 2020, ASION desarrolló un seminario junto a especialistas para poder dar consejos e informar a las familias “en un contexto en el que se conocía que los niños con cáncer no sufrían más que otros por COVID-19”, ha indicado Teresa de Jesús.

“En ese momento era importante informar a las familias, ya que no hubo un un aumento de la mortalidad en los niños y adolescentes con cáncer”, ha subrayado.

Con intención de ayudar a las familias, ASION ha desarrollado terapias de atención psicológica por teléfono, videoconferencias y entretenimiento a través de dispositivos tecnológicos. “Sentir que lo que hacíamos, sin grandes medios, podía influir en el comportamiento y en la conducta de las personas es una satisfacción”, ha concluido.


También te puede interesar: