El Grupo de Trabajo de Cardiovascular y Diabetes de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha pedido no subestimar la importancia del proceso de recogida de datos de presión arterial (PA). La hipertensión arterial (HTA) es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar una complicación de la esfera cardiovascular. El diagnóstico y el control de la HTA, precisa de una recogida de las cifras ajustadas lo máximo posible a las reales de cada paciente. Así, han advertido que hablar o no apoyar la espalda en el respaldo de la silla, pueden aumentar la PA unos 10 milímetros de mercurio.

Se trata de un caso que provoca “un alto impacto negativo en la seguridad del paciente”. Tanto por motivos tanto de diagnósticos poco precisos como de sobretratamientos innecesarios, según han indicado en un comunicado. La falta de estandarización en la medición de PA es “un problema importante que se atribuye a la falta de tiempo en la consulta de AP”. También a que se trata de una maniobra “muy repetida en cualquier nivel asistencial”. Por ello, los expertos de la SEMG han elaborado un documento que integra las recomendaciones más recientes sobre la medida estandarizada de la PA. En concreto, las dictadas por las Sociedades Europeas de Hipertensión y Cardiología. Además de la Llamada a la Acción del Consenso Internacional publicado en el ‘American Journal of Medicine’.

Este documento ha sido elaborado por la responsable del Grupo Cardiovascular de SEMG, Isabel Egocheaga Cabello. Así como por los doctores Agustín de Molina Torres, Manuel Carmona González, Cristian Montero Peña y Pedro García Ramos. De esta forma, en relación al diagnóstico de HTA, se mantiene el umbral de 140 mmHg de PA Sistólica (PAS) y 90 mmHg de PA Diastólica (PAD). Además, han enfatizado en la importancia de conocer los valores de PA ajustados al paciente, bajando ese umbral diagnóstico a 135/85 mmHg.

Con respecto al tratamiento farmacológico, el documento indica que es necesario que vaya acompañado de una prescripción de modificaciones en los estilos de vida como base de la prevención cardiovascular general. “Ya no se discute la necesidad de combinar tratamientos farmacológicos antihipertensivos en un mismo comprimido desde el inicio del diagnóstico en la mayoría de los pacientes con HTA”, han destacado.

Medida en la consulta y en el domicilio

Cómo tomar correctamente la PA. Fuente: SEMG.

El estándar de lecturas de PA sigue un protocolo con todas las recomendaciones que aseguren unos resultados lo más cercanos al dato real del paciente. La mayor parte del conocimiento actual sobre la HTA se basa en estudios que utilizan medidas de PA clínica en la consulta diaria. Esto requiere la preparación del paciente, así como especificaciones del entorno, del equipo, del procedimiento de medición y la forma en que se registran las lecturas, según han incidido los autores.

Este documento engloba las recomendaciones más actuales para evitar los probables sesgos en consulta y fuera ella -monitorización ambulatoria de la PA (MAPA)-. También de la ‘HTA de bata blanca’ y la ‘HTA enmascarada’. “Es fundamental realizar un diagnóstico adecuado de estos fenotipos de HTA. Los pacientes con bata blanca pueden enfrentar exploraciones complementarias innecesarias y un tratamiento innecesario y de riesgo. Mientras que los pacientes con HTA enmascarada corren el riesgo de recibir un tratamiento insuficiente”, han señalado los expertos de la SEMG en el manual. Por último, han recordado en este comunicado que el documento incluye un anexo con materiales para entregar a pacientes que incluye una ficha de recogida de presiones arteriales (AMPA).


También te puede interesar…