Premios Fundamed
GM Madrid | lunes, 13 de enero de 2020 h |

En España se producen más de 25.000 paradas cardiacas anuales, lo que supone un importante problema de salud. Más del 80 % de las mismas se producen fuera del hospital, por ejemplo, en el domicilio, en el trabajo, en lugares públicos, en centros deportivos, etc. Por ello, la actuación precoz en el reconocimiento, la alerta de los servicios de emergencias médicos, la realización de maniobras de reanimación cardiopulmonar y el uso del desfibrilador, son actuaciones que resultan imprescindibles para la recuperación con un buen estado neurológico de estos pacientes.

Estas actuaciones pueden ser llevadas a cabo no sólo por el personal sanitario, “cualquier testigo debería tener la formación suficiente para ponerlas en marcha, ya que todos podemos ayudar a salvar una vida simplemente con nuestras manos”, según recuerda la responsable del Grupo de Urgencias y Emergencias de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Marta Martínez del Valle.

Educar y formar a toda la población, no sólo al personal sanitario, son las claves para mejorar la supervivencia de la parada cardiaca, por ello, “desde SEMG seguimos apostando por la formación y la educación como pilares fundamentales para lograr mejorar los resultados de supervivencia en la parada cardiaca”, apunta Martínez del Valle.

Consciente de ello, la SEMG imparte a lo largo de todo el año un completo programa formativo en reanimación cardiopulmonar (RCP) que cuenta con la acreditación del Consejo Europeo de Resucitación (ERC, por sus siglas en inglés, European Resuscitation Council) y del Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar (CERCP). Precisamente, la sociedad científica ha comenzado el 2020 con cursos de Soporte Vital Básico y manejo del Desfibrilador Externo Automatizado (DEA), celebrados en la sede de la SEMG en Madrid los días 10 y 11 de enero.

La edición del sábado estaba destinada específicamente a personal sanitario que quiere convertirse posteriormente en instructores de Soporte Vital Básico y manejo del DEA. El objetivo era dotarlos de la capacidad de impartir y difundir los cursos de Soporte Vital Básico y manejo del DEA al mayor número de personas posibles, cumpliendo con una de las misiones que tiene la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, como es la educación sanitaria a la población.