La S.E.N reclama que las personas con enfermedad renal y los profesionales que las atienden sean colectivo prioritario en la vacunación

Por su elevado riesgo de contagio y morbi-mortalidad, “como ya se ha venido demostrando desde el inicio de la pandemia en 2020”.