“La pandemia ha demostrado que la cooperación es fundamental”

Entrevista a Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS

156

Pregunta. ¿Qué papel ha jugado la sanidad privada en la respuesta a la pandemia?

Respuesta. Un papel clave sinérgico y estratégico de la mano del sistema público de salud. Desde antes incluso de la promulgación del Real Decreto del estado de alarma del 14 de marzo la sanidad privada ya puso todos sus recursos a disposición de las autoridades sanitarias para el control, seguimiento y monitorización de la pandemia

P. ¿Se han aprovechado todos los recursos en la práctica?

R. El criterio de su utilización depende de la coordinación establecida por el mando único determinado por el Real Decreto en colaboración con las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas.

La prevalencia e incidencia de la infección por SARS-CoV-2 (Covid-19) ha sido desigual en cada territorio, todo puede ser mejorable siempre, pero entendemos que las autoridades sanitarias han hecho uso de todos los recursos que ofrece el sistema en su conjunto en beneficio de los pacientes y sus familias.

P. ¿Qué les ha enseñado esta situación?

R. Que la enfermedad no entiende de barreras ni fronteras, que este tipo de situaciones de estrés y crisis sanitaria ponen a prueba a todo el modelo sanitario y que solo una cooperación entre la vertiente pública de la sanidad y la privada, utilizando de forma sinérgica y estratégica todos los recursos disponibles puede atajar con éxito estas situaciones que de otra forma pueden llegar a colapsar el sistema.

Finalmente, otro motivo de reflexión es la importancia de la medicina preventiva, predictiva, poblacional, personalizada y participativa; es fundamental desarrollar estos principios contando con la corresponsabilidad del paciente en la gestión de su propia salud.

P. Poco a poco se vuelve ahora a la normalidad, ¿cómo será esa nueva normalidad en los centros sanitarios privados?

R. Poco a poco se va recuperando la normalidad, es bueno que todos seamos conscientes de que cuando hay necesidad hay que acudir al centro asistencial que en cada caso corresponda, una vez que la enfermedad no admite esperas.

Los centros de titularidad privada continúan desarrollando su tarea con la misma disponibilidad y dotación que antes del inicio de esta crisis tratando de alcanzar los mejores resultados sanitarios y de salud que es lo más importante, con la máxima calidad asistencial y seguridad posibles y en el plano de la investigación aportando todo su esfuerzo y empeño en la colaboración para el desarrollo de nuevas soluciones a patologías aun no resueltas como es el caso de la Covid-19.

P. Es el momento también de reconstruir el sistema sanitario, ¿qué puede aportar el sector privado en este nuevo escenario?

R. Desde hace tiempo venimos demandando un pacto por la sanidad y la innovación, un pacto que tenga un carácter inclusivo, no excluyente, que involucre a todos los agentes implicados.

El emprendimiento privado en sanidad formamos parte de la solución al problema que se cierne sobre el sistema en este profundo cambio sociodemográfico que estamos viviendo con el reto y la gran oportunidad que ofrece la innovación.

En este contexto el sistema de titularidad privada ofrece una red de 458 hospitales con más de 51.000 camas y cerca de 2.000 centros asistenciales, más de 266.000 profesionales y la más avanzada tecnología implantada todo ello gestionado de una forma eficiente y con resultados demostrados.

P. ¿Cuál es el modelo sanitario al que debe aspirar nuestro país según la visión de IDIS?

R. A un modelo integrado y desarrollado, acorde con la realidad social que nos toca vivir en cada momento. Un modelo en el que el paciente sea el protagonista del sistema en estrecha relación con el profesional sanitario.

Un modelo sustentado en estructuras, procesos y procedimientos alineados con una circunstancia muy especial en la que el envejecimiento progresivo de la población, la cronicidad, la fragilidad y todo su cortejo sintomático acompañante van a ser cada vez más protagonistas. Un modelo que aproveche las enormes posibilidades que ofrece la tecnología en equilibrio con el carácter humanístico de la medicina.

P. ¿Hay algún ejemplo a nivel internacional que pueda servir de inspiración?

R. Probablemente algunos sistemas sanitarios de los países del norte que sin ser perfectos logran resultados que los sitúan en cabeza de los rankings internacionales como ocurre en la última oleada del Global Health Index (GHS).

P. ¿Tenéis algún proyecto especial a la vista?

R. Sí, tenemos varios proyectos previstos que verán pronto la luz, en un año en el que celebramos el décimo aniversario de la Fundación IDIS, un momento muy especial para todos nosotros una vez que nos va a servir como revulsivo para continuar defendiendo la ingente aportación que realiza el sector privado de la sanidad en su conjunto al sistema sanitario de nuestro país y procurando por una cooperación estrecha público-privada que se ha demostrado en esta pandemia que es fundamental, clave sin duda.