Premios BiC

Enfermería ya ha presentado su hoja de ruta en la Comisión de Reconstrucción. Tras un día cargado de comparecencias, el presidente del Consejo General de Enfermería de España, Florentino Pérez Raya, ha esbozado las 12 medidas necesarias a implementar.

El punto de partida para enfermería es la planificación de los recursos humanos. Un reclamo con solera pero que con esta crisis se ha puesto de manifiesto su necesidad. Como ha explicado Pérez Raya es necesaria una apuesta firme por incrementar el número de enfermeras: mejorando la actual ratio enfermeras pacientes que hay en España (6 enfermeras cada 1.000 habitantes) muy por debajo de los países de nuestro entorno (8,5 cada 1.000) y con grandes diferencias entre CC.AA.

Un giro al modelo asistencial

Otra de las cuestiones es modificar el modelo asistencial para pasar del CURAR al CUIDAR. Los motivos que esgrime enfermería son claros: el envejecimiento de la población y el aumento de pacientes con una o varias enfermedades crónicas hace necesario un nuevo enfoque centrado la atención de los pacientes crónicos, potenciando la educación y prevención sanitaria, y la educación en hábitos de vida saludable.

La atención sociosanitaria también es otra de las cuestiones. Se hace necesario así fortalecer este nivel con una coordinación entre los servicios sanitarios, garantizando la continuidad asistencial entre la Atención Primaria, la Atención Hospitalaria y la Atención Sociosanitaria.

Potenciar el rol de enfermería

En cuanto al rol profesional, para el CGE es primordial potenciar el perfil profesional enfermero como responsable de los cuidados, respetando, como no puede ser de otra manera, el ámbito competencial del resto de profesionales sanitarios”.

Las especialidades enfermeras y su desarrollo pleno ha sido de nuevo un reclamo ante la cámara. Como ha explicado el presidente del CGE, la actual crisis ha evidenciado la necesidad de la especialización para garantizar la seguridad de los pacientes. “En España existe un catálogo de siete especialidades de acceso a través de un sistema EIR, de las cuales sólo seis están ya desarrolladas, pero siguen sin ser una realidad en el sistema sanitario”, ha recordado. De igual forma se debe analizar y estudiar qué áreas o perfiles serían susceptibles a desarrollar bajo los Diplomas de Acreditación o Acreditación Avanzada, ya regulados por Real Decreto.

Otro de los eslabones es la potenciación de la Atención Primaria y la Salud Pública. Para ello, se hace necesario aprovechar el potencial asistencial y la educación para la salud de las enfermeras en la atención especializada de Enfermería Familiar y Comunitaria. No sólo en materia de asistencial y de prevención, advierten, sino también en la vigilancia epidemiológica, contribuyendo en la detección precoz y el seguimiento de casos en los propios centros y en visitas domiciliarias.

Un CISNS vinculante

Para enfermería resulta clave dotar al Consejo Interterritorial de más capacidad ejecutiva y con decisiones vinculates. Además, apuestan por la transformación digital y mejora de los Sistemas de Información.

Al igual que medicina, enfermería reivindica un impulso de la investigación. Para ello, se hacen necesarios los recursos tanto económicos como materiales y humanos.Para aumentar su desarrollo y potenciando el perfil investigador y los grupos de investigación del colectivo profesional, así como facilitando la labor investigadora de las enfermeras y enfermeros asistenciales para impulsar la llamada investigación traslacional.

Protección sanitaria y liderazgo enfermero

Florentino Pérez Raya en el Congreso de los Diputados.

Otro de los aspectos que ha trasladado Pérez Raya ha sido la protección sanitaria. Es importante, ha dicho, realizar un aprovisionamiento de material de protección suficiente y de calidad para que exista una reserva estratégica; potenciando la fabricación local de estos productos para no depender de terceros países; exigiendo a los empleadores la vigilancia del estado de salud de los profesionales sanitarios; y declarando el contagio por COVID-19 enfermedad profesional, yendo más allá de su inclusión como accidente laboral.

Enfermería también ha incidido en la profesionalización de la gestión y por ende, el liderazgo enfermero. Para ello, apuestan por “impulsar un acuerdo político para el desarrollo legislativo necesario para que las enfermeras puedan ocupar cargos de gestión a todos los niveles en consonancia con su titulación académica de Grado Universitario: inclusión de enfermeras en puestos directivos en el organigrama ejecutivo de los órganos sanitarios y sociales del Estado y las CC.AA”.

Recursos Humanos

En materia de recursos humanos, la mejora de las condiciones sociolaborales es otra de las reclamaciones. El CGE apuesta por incorporar medidas reales de conciliación laboral y familiar (especialmente dirigidas a la mujer ante un colectivo mayoritariamente femenino: 84% del total); reconsiderar la edad de jubilación por las características de determinados puestos; garantizar las condiciones dignas de los contratos de nuestra profesión: mejora de los salarios, estabilidad en el empleo y  jornadas laborales acordes con la complejidad de los puestos de trabajo de las enfermeras y enfermeros.

Satse, a favor de una mayor inversión sanitaria

También en el marco de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica ha comparecido el presidente del Sindicato de Enfermería (Satse), Manuel Cascos. Durante su internvención ha planteado un total de 50 propuestas para mejorar el Sistema Nacional de Salud (SNS) y las condiciones de sus profesionales. “Esta crisis sanitaria tiene que ayudarnos a todos a reflexionar y aprender de errores cometidos para no volver a cometerlos nunca más”, ha apuntado.

Cascos ha detallado así en varios bloques, las medidas que desde el Gobierno y las consejerías deben propiciarse a lo largo de los próximos meses. En primer lugar, el responsable sindical ha subrayado la necesidad de aumentar el gasto anual en Sanidad para alcanzar el 10 por ciento  del PIB en 2023. Además, ha señalado la necesidad implantar presupuestos sanitarios con carácter finalista y reformar el modelo de financiación autonómica para poder destinar más  dinero a Sanidad.

Asimismo, Cascos ha indicado la importancia de aumentar el número de camas de UCI (adaptándolo a la media de la OCDE) e impulsar una gestión de compras centralizadas en colaboración con las CC.AA.

Fortalecimiento de Sanidad y reforma de AP

También ha abogado por un liderazgo ministerial, teniendo como referente la Ley 33/2011 de Salud Pública y la Ley de Cohesión y Calidad del SNS. Cascos ha apostado así por un fortalecimiento integral, dotándolo de mayores recursos y medios económicos, materiales y humanos. Todo ello sin menoscabo de la capacidad de gestión de  las autonomías, reforzadas por un papel vinculada en el seno del CISNS. Además, ha propuesto crear una Dirección General de Cuidados, liderada por una enfermera, en el Ministerio de Sanidad y en las consejerías autonómicas.

Manuel Cascos comparece en el Congreso.

Por otro lado, el presidente de Satse se ha expresado también en término muy similares a los de Raya, apuntando a la necesidad de reorientar el gasto a políticas de prevención y promoción de la salud. De igual forma, ha insistido en la implantación la figura de la enfermera escolar en todos los centros educativos de nuestro país.

Especial hincapié hizo en la urgente necesidad de propiciar una reforma profunda de la Atención Primaria, destinando, al menos, el 20-25 por ciento del gasto. En este apartado, entre otras cuestiones, ha subrayada la importancia de programas de atención a la cronicidad; una mayor coordinación con Atención Especializada, y una mejor dotación de recursos y medios de diagnóstico. Asimismo, Cascos ha reclamado la integración de la sanidad penitenciaria en el SNS antes de finalizar 2020.

Profesionales e investigación

En lo que respecta a los profesionales sanitarios, el responsable de Satse ha demandando la aprobación de la Ley de Seguridad del Paciente, así como la unificación básica de sus condiciones laborales y retributivas. La implantación de un Itinerario Laboral, aprobar sendas normas estatales sobre bioseguridad y medicamentos peligrosos y agresiones han entrado también dentro de sus reivindicaciones en el Congreso.

Asimismo, Cascos ha abogado por regular la indicación y uso de medicamentos y productos sanitarios para los fisioterapeutas, y crear un Observatorio de la Imagen de la Mujer en el ámbito sanitario.

Cascos ha reclamado también un incremento del presupuesto destinado a Investigación y Formación. Esta se traduciría través de los Presupuestos Generales del Estado y la creación en cada región de un Comité Científico. Este se encargaría de regular y gestionar los recursos destinados a la investigación y donde se garantice la participación efectiva de la profesión enfermera.